La cuesta del 2017



Los sencillos habitantes de México la pujaremos en un 2017 que presagia nubarrones y puñaladas traperas a diestra y siniestra para nuestros bolsillos.

La economía azteca seguirá mal y de malas. El crecimiento económico, si así se le puede llamar, será de un pinchurriento 2.5 por ciento del PIB, es decir, la media que ha imperado en los últimos 35 años de criminal economía neoliberal, contra un 6.4 y hasta 7 por ciento en el llamado Milagro mexicano durante la era priísta, entre 1930 y 1982. El dólar se seguirá tragando a nuestro pobre peso mexicano, que en la era peñista ha sufrido una devaluación de casi el 70 por ciento. El precio del petróleo que no sube y una maldita deuda pública interna y externa que nos está ahogando y que privilegia los bolsillos de una vulgar y raterilla clase política mexicana.

¿Y los ricos?

Pues seguirán haciéndose más ricos, puesto que el modelo económico neoliberal, que el papa Francisco llama “la economía de la muerte”, fue diseñado para que en el mundo proliferen los ejércitos de miseria y unas cuantas comaladas de ricos, el 1 por ciento, que ostenta la mayor cantidad de riqueza en el mundo.

En la cuesta de enero, febrero, marzo y de todo el 2017 amasarán más y más fortuna los hambreadores, los especuladores que lucran con alimentos, medicinas, energéticos y tal y tal, sin que haya gobierno alguno que les pare el alto. Es que ése es el problema, no hay gobierno. Bueno, lo habrá pero para cobrar impuestos a los parias, porque los ricos de las 400 grupos empresariales y los potentados de México, según decía el borracho Felipe Calderón “rara, rara vez pagan impuestos”.

En el cuesta arriba del 2017 sufriremos el brutal incremento en bienes y servicios, producto del gasolinazo que encarecerá todo, y las mentadas hacia el gobierno de la República y la ponzoñosa partidocracia, que nos han recetado este viacrucis, no se harán esperar.

Uno de mis tres lectores y radioescuchas, en Puebla, no vacila en afirmar que al león le están jalando feamente los bigotes y lamenta la apatía y enajenación de un pueblo sumido en la ignorancia producto de los opios. Añade: “Lo peor es que sea nuestra juventud quien más enajenada se encuentre. ¿Hasta cuándo se mantendrá dormido el león? Y cuando despierte, ¿con que intensidad lo hará?”.

La advertencia de un sencillo habitante no debe ser ignorada por una infame partidocracia que está sumergida en conseguir el poder por el poder, así tenga que recurrir a la más vil prostitución política.

En el cuesta arriba 2017 habrá elecciones de gobernador en Nayarit, Coahuila y el Estado de México, además de renovación de 270 alcaldías en Veracruz, Nayarit y Coahuila.

Desde ahora, PAN y PRD se confabulan para hacer una alianza contra natura -perjumados con mugrositos- para enfrentar a su enemigo común, PRI, por la gubernatura mexiquense, que será la joya de la corona electoral en este 2017, pues el Estado de México, de casi 16 millones de habitantes, concentra la mayor población en el país y económicamente es de las primeras entidades de importancia.

Ese maldito cuesta arriba del 2017 sin duda que les pegará electoralmente hablando, principalmente al PRI y PAN, que siguen tercos en mantener esa criminal economía neoliberal que sólo beneficia al imperio capitalista del mal. Habrá facturas electorales que cobrar en este y en el de las presidenciales del 2018.

Aquí entre nos, hay que hacer un guardadito del aguinaldo, los ahorritos o lo que sea, porque el pesado cuesta arriba de este 2017 será de no me olvides. Ánimo y nos amanecemos, compatriotas.

#PeaPa #Nacional #México #2017

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo