Trump: los amo, pero van a pagarlo; adelantará construcción del muro



Donald Trump anunció ayer que adelantará la construcción del muro fronterizo con México en cuanto asuma el cargo el próximo 20 de enero.

En su primera conferencia de prensa como Presidente electo de Estados Unidos, dijo que no está dispuesto a esperar un año y medio de negociaciones con México, por lo que su futuro vicepresidente, Mike Pence, ya trabaja con agencias y con el Congreso para aprobar el financiamiento del muro.

En su mensaje, el republicano expresó que respeta al gobierno de México y al pueblo mexicano. “Los amo. Son fenomenales. El gobierno es genial”. Sin embargo, insistió que México pagará de una manera u otra por el muro.

Trump confirmó que aplicará “un gran impuesto fronterizo” a las empresas que dejen EU para instalar fábricas en México u otros países. Reconoció que hubo intrusión cibernética en las pasadas elecciones presidenciales. “Sobre el hackeo, no tendría que haber ocurrido, creo que fue Rusia”, dijo.

En el Senado, Rex Tillerson, candidato a secretario de Estado, se refirió a México como un viejo amigo de EU.

TRUMP ES INFLEXIBLE SOBRE EL MURO

Donald Trump dijo que en cuanto asuma la Presidencia de Estados Unidos comenzará a construir un muro con México para frenar la inmigración ilegal y prometió que el país vecino reembolsará el costo de la obra con impuestos o pagos directos.

De alguna forma, y hay varias formas, México nos reembolsará (...) sea a través de un impuesto o de un pago, es menos probable que sea un pago”, indicó.

Trump ha mencionado en el pasado la posibilidad de aplicar un impuesto a las remesas que los inmigrantes envían a sus familias en México, aunque hasta el momento todavía no ha aclarado cómo logrará que su vecino reembolse el dinero.

Trump aseguró, en su primera conferencia de prensa como Presidente electo, que van a construir un muro y que no quiere esperar cerca de un año o un año y medio hasta que finalicen las negociaciones con México, por lo que se empezará en cuanto asuma el cargo.

Y rechazó la versiones que aseguran que el muro podría ser en definitiva una cerca.

Destacó que el futuro vicepresidente, Mike Pence, ya trabaja con varias agencias y con el Congreso para aprobar la financiación del muro y comenzar su construcción,

El Presidente electo afirmó que respeta al gobierno de México y al pueblo mexicano. “Los amo. Mucha gente de México trabaja para mí. Son fenomenales. El gobierno es genial. No los culpo por lo que ha sucedido. No los culpo por tratar de sacar ventaja de Estados Unidos. Me gustaría que nuestros políticos fuesen así de astutos”, sostuvo el mandatario electo.

La propuesta de construir un muro para frenar la inmigración ilegal fue uno de los temas centrales de la campaña electoral de Trump, quien también se mostró a favor de deportar a muchos de los indocumentados.

Al arrancar su campaña electoral, el empresario se refirió a los inmigrantes mexicanos como criminales y violadores, lo que le valió las críticas de muchos sectores de la comunidad hispana.

En las últimas semanas, el mandatario electo se rodeó de asesores que se manifestaron a favor de limitar la llegada de inmigrantes a Estados Unidos.

Tal es el caso del candidato a secretario de Justicia, Jeff Sessions, quien precisó el martes que de resultar confirmado, no objetaría poner fin al alivio migratorio que protege de la deportación a casi 800 mil inmigrantes llevados a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

EL REPUBLICANO ADMITE HACKEO

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció ayer que Rusia estuvo detrás de los ciberataques realizados en el proceso electoral que culminó con los comicios del 8 de noviembre.

Hackear es malo, no tendría que haber ocurrido”, afirmó Trump en una rueda de prensa en Nueva York, refiriéndose a los informes de inteligencia que indican que los ataques cibernéticos rusos pudieron beneficiarlo.

“Sobre el hackeo, creo que fue Rusia”, agregó, en una posición que cambia opiniones anteriores en las que se mostraba un poco reacio a aceptar que Rusia estuviera detrás de estas acciones de pirateo informático, que afectaron especialmente al bando demócrata.

El Presidente electo afirmó que Estados Unidos está sufriendo ciberataques de “todo el mundo”, “ya sea de Rusia, China o cualquiera”.

Aun así, Trump dijo que “nunca volverá” a ocurrir a partir de que asuma el cargo.

Y expresó la necesidad de reconstruir los lazos con Rusia respecto a la “horrible” relación que existe.

Por otro lado, el candidato de Trump para liderar el Departamento de Estado, Rex Tillerson, estimó ayer ante el Congreso que Estados Unidos y Rusia probablemente nunca serán “amigos”. “No tenemos los mismos valores”, añadió.

“SON TODAS NOTICIAS FALSAS”

Donald Trump negó firmemente que Rusia tenga información personal y financiera comprometedora sobre él, y dijo que las agencias de inteligencia tendrán una “enorme mancha en su trayectoria” si se hubiera filtrado tal información.

En su primera conferencia de prensa desde fines de julio, Trump regañó a los medios de prensa por publicar el material el martes por la noche. “Son todas noticias falsas. Son cosas mentirosas. Nunca sucedió”, dijo Trump.

La Casa Blanca afirmó que sus críticas del mandatario electo están “profundamente equivocadas”.

Mientras que Moscú negó haber recopilado información compremetedora sobre Trump.


2 vistas0 comentarios