¿Pemex “se secó”? No, lo secaron la corrupción y el despilfarro: líderes, economistas y oposición



El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que no le queda de otra al país mas que asumir el gasolinazo porque “la gallina de los huevos de oro [Pemex] se secó”.

Economistas, líderes y oposición, coincidieron en algo: las cosas no se secan solas. Pemex no se secó de la nada.

Diversos episodios vienen a la memoria: Pemexgate, el sindicato de Carlos Romero Deschamps, compra de votos en elecciones, nóminas infladas, problemas no atendidos, corrupción.

Los encargados de cuidar a la gallina, dejaron en el abandono las seis refinerías y demás infraestructura. En el Plan de Negocios 2017-2021 de Pemex, la petrolera acepta que pasó de ser la tercera productora de petróleo del mundo en 2004 a la octava en 2015. Descendió cinco lugares en once años.

La producción de las refinerías hace justamente un año, era de 1 millón 078 mil 601 barriles diarios y en noviembre, la última cifra de la que tiene registro Pemex, ésta se ubica en 779 mil 863 barriles diarios. Esto es una disminución de 297 mil 738 barriles.

Para él, la realidad y los años han demostrado que la gallina no se secó, la secaron las políticas neoliberales del PRI y el PAN.

“No cuidaron Pemex, no hicieron nuevas petroquímicas ni refinerías. Dependieron de la venta de crudo en lugar de haber fortalecido la industria nacional, lo que fue un error garrafal. Ahora es tanta la irresponsabilidad de Peña Nieto de decir eso y evidencia que no lee y no conoce las causas que fueron arruinando a Pemex. Fueron ellos, el PRI y el PAN los responsables y los culpables de haber arruinado a Pemex, no tuvieron visión para hacer de nuestra industria petrolera una promesa para México”, comentó en entrevista con SinEmbargo.

No sólo fue Enrique Peña Nieto, que llegó a la presidencia en 2012. Vicente Fox y Felipe Calderón, tuvieron durante sus administraciones la más alta producción petrolera en la historia de México y petroprecios récord que dieron altos márgenes de ganancia. Les llegó a ellos la oportunidad histórica de concretar un mayor crecimiento que se viera reflejado en mejores condiciones en la calidad de vida de las personas y en un mayor desarrollo para los estados. Pero no lo hicieron.

De 2000 a 2012, el país obtuvo del crudo de Pemex, 7 billones 753 mil 200 millones de pesos. Sin embargo, la gran oportunidad que representó la captura de ese monto extraordinario se esfumó, debido al despilfarro, la falta de rendición de cuentas, y el hecho de que México nunca ha tenido una política energética integral o porque se ha manejado dentro de una política de privatización de los recursos naturales, explicaron especialistas.

Diversos políticos coincidieron: la empresa productiva del Estado, en realidad, se secó por los malos manejos de los Gobiernos federales.

El Senador Luis Sánchez Jiménez, del partido de la Revolución Democrática (PRD), apuntó que la actual situación de Pemex fue intencional y premeditada por las malas administraciones federales.


0 vistas0 comentarios