Alberto Vieyra Gómez: El botón nuclear en la era Trump



Entre China y EEUU comienzan a oírse los tambores de guerra. ¿Está el mundo próximo a una tercera guerra mundial, esta vez una conflagración nuclear?

Donald Trump, el loco magnate republicano que el 20 de enero se convertirá en el presidente número 45 de los EEUU, infunde al mundo terror, como en su tiempo lo hizo otro demente, Adolfo Hitler, quien exterminó a más de 7 millones de judíos.

China y Washington se pican la cresta. La potencia asiática advierte del inminente peligro de una “conflagración devastadora” si la nación de las barras y las estrellas le prohíbe la entrada a sus islas artificiales en el Océano Pacífico.

“EEUU va por mal camino”, es la advertencia que Pekín ha lanzado al gobierno de Trump, después de que el futuro secretario de Estado, Rex Tillerson, amenazó en su audiencia de confirmación con bloquear el acceso de China a las islas artificiales que ese país construye en aguas en disputa en el mar de su sur.

La advertencia de China no debe pasar de noche, puesto que estamos ante la segunda potencia económica del mundo. La poderosa nación asiática reacciona así después de que en materia comercial Donald Trump ha amenazado con imponer aranceles del 45 por ciento a los productos manufacturados en China, y eso ha puesto al tigre asiático en alerta y listo para lanzar el primer zarpazo.

Sí, Trump le está jalando peligrosamente los bigotes al tigre, al que, por cierto, EEUU le debe la mayor parte de su deuda externa que asciende a más de 17 billones de dólares.

Donald Trump, como todos los presidentes norteamericanos, tendrá a partir del 20 de enero supremos poderes entre los que se incluye el acceso al botón nuclear con el cual Washington estaría listo para activar más de 900 ojivas nucleares distribuidas en todo el mundo.

Donald Trump tendrá a su alcance un macabro y estratégico portafolios con instrucciones, objetivos y códigos para accionar en cualquier momento el llamado botón nuclear con el cual podría poner fin a la humanidad entera.

Un militar uniformado le seguirá, siempre con la maleta de emergencia en la mano, allí donde vaya el loco presidente durante sus cuatro años de gobierno para que en cualquier momento pueda ordenar el disparo masivo de las ojivas nucleares.

Sí, Donald Trump, a ojos del mundo, es un hombre colérico, que actúa con el hígado y todas las víceras, y eso es lo que lo hace potencialmente peligroso para cualquier nación del mundo. Es un barril de pólvora con mecha corta.

La cuestión es que China y EEUU se pelan los dientes, y no vacilaran en disputarse la supremacía económica, política y militar del mundo al costo que sea.

En la era Trump también se avizora una guerra comercial con México, pero ésa, ésa es otra historia.



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo