Green Bay acaba con las ilusiones de los Vaqueros



Aaron Rodgers conectó un pase de 36 yardas con Jared Cook, quien apenas se mantuvo dentro del terreno cerca de las laterales con las puntas de los pies, lo que le dio la cercanía al pateador Mason Crosby para conectar un gol de campo de 51 yardas, mientras el reloj expiraba, y así los Empacadores de Green Bay vencieron 34-31 a los Vaqueros de Dallas en su duelo divisional de la Conferencia Nacional.

Los Empacadores ligaron su octava victoria gracias al pase de Rodgers a Cook en tercera y 20, con 12 segundos por jugarse. El receptor, quien sumó 104 yardas, mantuvo sus pies en el terreno antes de que la rodilla tocara el campo en la zona lateral, fuera del terreno de juego.

Los Vaqueros habían alcanzado a Green Bay en dos ocasiones en los cinco minutos finales con una buena actuación de sus novatos sensación, el quarterback Dak Prescott y el corredor Ezekiel Elliott, quienes hicieron un buen debut en postemporada.

En los últimos 1:33 minutos se conectaron tres goles de campo de más de 50 yardas, dos de Crosby y uno más de Dan Bailey, de los Vaqueros.

Ahora Rodgers y los Empacadores visitarán a los Halcones de Atlanta en el Juego de Campeonato de la Nacional.

Fue un esfuerzo increíble. Qué partido, qué partido”, dijo Rodgers, quien terminó con 356 yardas por pase y dos touchdowns. “Vamos a celebrar esto y a pensar en Atlanta. Pero por ahora vamos a disfrutar esta victoria”.

Los Vaqueros estuvieron cerca de convertirse en el tercer equipo en la era de los Super Bowls en ganar un partido de playoffs al llegar al último cuarto con una desventaja de 15 puntos. El primero fue precisamente Dallas en 1972, cuando el Capitán Regreso, Roger Staubach, llevó al triunfo al equipo 30-28 contra San Francisco.

Prescott completó 24 de 38 pases para 302 yardas y tres anotaciones con una intercepción, mientras que Elliott sumó 125 yardas por la vía terrestre en 22 intentos, para un promedio de 5.7 yardas por acarreo, pero no sumó anotación.

LOS PATEAN EN SU CASA

Mientras Le’Veon Bell devoró yardas, Chris Boswell se encargó de llevar a los Acereros de Pittsburgh al Juego de Campeonato de la Conferencia Americana al imponer la marca de más goles de campo en un partido de postemporada en la NFL con seis.

Pittsburgh derrotó 18-16 a los Jefes de Kansas City con la ayuda de una gran defensa impulsada por múltiples errores de los locales.

Los Acereros evitaron una conversión de dos puntos que le hubiera dado el empate a los Jefes, y con la victoria viajarán la siguiente semana para enfrentar a los Patriotas de Nueva Inglaterra por un boleto al Super Bowl LI.

Los Patriotas derrotaron 27-16 a los Acereros en temporada regular, pero Pittsburgh no contó en ese partido con Ben Roethlisberger a causa de una lesión.

Será también la quinta ocasión en la que Roethlisberger esté presente en dicha ronda; tiene marca de 3-1.

De hecho los Jefes ya habían empatado el partido, pero el tacle ofensivo Eric Fisher, la primera selecciòn global del draft de 2013, sujetó al veterano James Harrison para invalidar la jugada, y con un intento de conversión desde la yarda 12 los Acereros impidieron la anotación que hubiera significado el potencial empate en el marcador.

Con 2:43 minutos por jugarse Justin Gilbert no tuvo una buena devolución de kickoff y los Acereros iniciaron su último ataque desde su propia yarda cinco.

Pero Roethlisberger conectó con Antonio Brown en un pase de siete yardas en tercera oportunidad, y los Acereros solamente dejaron correr el reloj de juego cuando los Jefes ya no tenían ningún tiempo fuera, para asegurar la novena victoria consecutiva para Pittsburgh.

Los Jefes siguen sin ganar ningún partido de playoffs en casa desde 1994, y han perdido cinco en fila.

Los Acereros se convirtieron, además, en el primer equipo en ganar un partido de playoffs sin ningún touchdown desde que Indianápolis se impuso en la ronda divisional de 2006-07 en contra de Baltimore. A la postre los Potros ganaron el Super Bowl XLI.

Boswell sumó goles de campo de 22, 38, 36, 45, 43 y 43 yardas, para sumar 227 yardas en sus seis intentos, la misma cantidad de yardas que los Jefes sumaron al ataque en el partido.

El encuentro por el título de la Conferencia será el tercero entre Acereros y Patriotas, y los dos anteriores fueron ganados por Nueva Inglaterra en 2001 y 2004.

Bell sumó 170 yardas por tierra en 29 intentos, mientras que el Big Ben completó 20 de 31 para 224 yardas; por los Jefes Alex Smith completó 20 de 34 para 172 yardas, un TD y una intercepción.


1 vista0 comentarios