Coparmex se 'echa para atrás' y acepta unirse al pacto de Peña Nieto



La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) dio marcha atrás a su rechazo al Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar promovido por el presidente Enrique Peña Nieto y decidió unirse. Gustavo de Hoyos Walther, presidente del gremio patronal, dijo que es momento de construir un consenso ante la próxima toma de poder del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, que ante sus declaraciones de los últimos días ha elevado la incertidumbre con su efecto de presión sobre la moneda mexicana. “Esta es la hora de construir en consenso y con visión de Estado, por ello la Coparmex acusa recibo y le toma la palabra al jefe del Ejecutivo”, dijo. La semana pasada, cuando se firmó el acuerdo, la Coparmex había calificado de incompleto e improvisado el acuerdo, pues “dicho consenso no se puede construir en 3 días” y señaló que “urge un acuerdo sí, pero es más importante que dicho acuerdo sea fruto de un verdadero y amplio consenso social, y no solo sirva como estrategia de comunicación o imagen pública”. Este martes, De Hoyos explicó que finalmente se aceptó la invitación del gobierno federal para suscribir los compromisos conjuntos en beneficio de la economía nacional y para lo que destacó la importancia de generar incentivos a las inversiones y mejores condiciones para los trabajadores. “Consideramos que el sector empresarial debe impulsar de forma conjunta un Acuerdo Nacional que permita al país estar fortalecido y unido en lo esencial en los dos años que restan a la actual administración y lograr con ello un proceso electoral ejemplar en 2018”, señaló Gustavo de Hoyos Walther, presidente del sindicato patronal.

En su comentario semanal, el líder de Coparmex destacó la importancia de fortalecer de manera real el mercado interno, lo cual depende del aumento de la capacidad productiva de las empresas y que a su vez incluye la necesidad de incentivos a las inversiones y mejores condiciones para los trabajadores y sus familias. “Esos son los elementos que tenemos que privilegiar para lograr empresas más productivas, más eficientes, una economía sólida que permita enfrentar los eventos externos”, señaló al comunicar su posicionamiento a favor del acuerdo que ya había sido firmado por otros organismos empresariales Al aceptar la invitación del gobierno federal, advirtió que los compromisos y acuerdos celebrados y los que se sigan construyendo en lo sucesivo deben incluir metas concretas, cuantificables y calendarizadas para medir su avance en la dirección correcta. “Coparmex va a seguir convocando a las organizaciones de la sociedad civil para que aporten sus opiniones y sus puntos de vista y así, los acuerdos sean incluyentes y con gran respaldo público”, apuntó. El acuerdo promovido por el presidente forma parte de un paquete de medidas con el que el Gobierno busca paliar los efectos de una fuerte alza de la gasolina aplicada a finales del año pasado, en medio de la incertidumbre sobre las medidas que tomará el próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.


1 vista0 comentarios