Protestan en Guanajuato para esclarecer el caso de 3 niños asesinados



Ayer efectivos de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guanajuato (PGJEG) acusaron a Antonio Luna de asesinar a sus tres hijos después de un tiroteo desatado en un operativo implementado por las autoridades en San Miguel de Allende: ahora también se le imputa el intento de homicidio en contra de cinco policías.

La Fiscalía General de Guanajuato inició formalmente la acusación por homicidio en razón de parentesco, así como tentativa de homicidio en perjuicio de cinco elementos de seguridad; por su parte, Claudia Luna, hermana del inculpado dice que “¡qué poca madre! Como su hermana no creo, no creo porque él amaba a sus niños, los ama, es su padre”, continúa.

Un padre muy lindo, daba la vida por ellos, trabajaba día y noche para ellos”: Claudia fue la persona a la que su cuñada le estuvo marcando por teléfono el día de los hechos para solicitarle ayuda, ya que en ese momento pensaban que los que intentaban ingresar a la finca donde su marido trabajaba eran delincuentes y no policías.

La Procuraduría informó que ellos recibieron un reporte de gente armada en ese lugar y que los recibieron a balazos; en este sentido, Claudia Luna prosigue con su opinión: “¡Mienten! Estoy segura que fueron ellos y yo todavía mandándoles más policías para le tiraran más. ¡Qué poca madre tienen, la verdad! ¡Qué poca madre y no están haciendo su trabajo”!

Además, el procurador afirma que en el lugar de los hechos encontraron drogas y armas. En este sentido, Juana Luna, madre de los menores asesinados pregona: "¡Pero eso no es cierto! Si no había nada, no había nada, yo estaba ahí con él, ¿de dónde iba a sacar él eso?, ¿de dónde? Todo lo que están haciendo es manipular”. La versión oficial indica lo siguiente:

Que Antonio mató a sus tres hijos durante el enfrentamiento y que amenazó con hacerle daño a su esposa. ¡Todo eso es falso! Yo necesito que se haga justicia porque mi esposo es inocente: meto las manos al fuego por él, porque él es inocente y porque yo vi que mis hijos estaban bien cuando ellos entraron”.

Habitantes de San Miguel salieron a las calles a exigir que se esclarezca el caso, además de unir sus oraciones por los niños que perdieron la vida; se prevé que las protestas continúen lo que resta de la semana; mientras tanto, la situación jurídica de Antonio no ha sido definida.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo