México requiere un líder fuerte que encare a Trump: académicos; Peña llega doblegado



En 2018 México necesita un Presidente de la República nacionalista, patriótico, que ame profundamente al país, que rescate la dignidad de los mexicanos y que tenga la capacidad de comprender que se requiere de un cambio de modelo económico para enfrentar las amenazas de Donald Trump, Presidente electo de Estados Unidos, que arribará al poder este viernes.

La actual administración encabezada por el Presidente Enrique Peña Nieto se irá de Los Pinos justo a la mitad del mandato de Trump. Para entonces, de acuerdo con analistas políticos consultados por SinEmbargo, poco se habrá podido hacer para contrarrestar al estadounidense que amenaza con construir un muro en la frontera norte, y hacer pagar a México por él, bloquear las remesas y renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El politólogo consideró que quien llegue a la Presidencia de la República en 2018 deberá asumir el cambio de modelo económico.

Donald Trump es imparable y hoy no hay un Jefe del Ejecutivo mexicano fortalecido que pueda encararlo con dignidad, afirmó Meyer Cossío. Hoy tenemos un Gobierno debilitado y sin fuerza que concluirá su mandato con los peores niveles de popularidad de la historia.

La última encuesta del periódico Reforma, difundida hoy, revela que Peña Nieto gobierna con apenas el 12 por ciento de aprobación. Los datos de la muestra indican que de diciembre de 2016 a enero de 2017 la desaprobación del trabajo del Presidente se disparó de 73 a 86 por ciento.

En contraste, el partido que lidera Andrés Manuel López Obrador, Movimiento de Regeneración Democrática (Morena), se colocó en primer lugar con 27 por ciento en la intención del voto para la elección de 2018. El Partido Acción Nacional (PAN), con 24 por ciento, y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con 17 por ciento, quedaron por debajo.

“Es un gobierno muy débil y muy impopular, sin credibilidad, y ese es el gobierno que se enfrentará al desafío Trump”, dijo José Crespo, analista político del CIDE, en una pieza publicada ayer por The Wall Street Journal.

Oil Price, un sitio especializado en el sector energético, citó también ayer la encuesta de Reforma. “El índice de aprobación del Presidente ha bajado a un peligroso nivel de 12 por ciento después de que el gobierno elevó los precios de la gasolina a su mayor nivel en dos décadas, lo que llevó al saqueo de los grandes almacenes ya las continuas protestas públicas”, reseñó.

“Los mexicanos van detrás sólo de los sudafricanos en el porcentaje de ingresos anuales que gastan en combustible entre 61 países rastreados por Bloomberg”.

Nieto defendió el aumento de precios, diciendo que era necesario debido a un aumento en los precios mundiales del petróleo, argumentando que no aumentar los precios habría sido más doloroso para la economía, informó la AFP.

El ascenso de Morena en la encuesta no tomó por sorpresa a los expertos, quienes aseguran que López Obrador se beneficiará directamente de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Sin embargo, Payán consideró que “hay pocos políticos mexicanos que la pueden dar”.

“Yo sé que muchos mexicanos no quieren a López Obrador, es una figura polarizante, pero es la figura que encaja en lo que los mexicanos están pidiendo hoy. Ahora, yo no estoy seguro que tenga la finura política y diplomática, la capacidad de entender que cerrar la economía nacional tampoco es bueno, es decir un modelo estatista, un modelo cerrado tampoco es bueno. Lo que es bueno es la diversificación de sociedades económicas, comerciales, de apertura en otros sentidos no el monopolio que tiene Estados Unidos en México”, detalló.

El perfil del nuevo Presidente de la República deberá retomar el liderazgo de México en América Latina, y encontrar el equilibrio entre un Estado que sabe crear desarrollo económico autónomo y un modelo que responda a las aspiraciones de los mexicanos.


0 vistas0 comentarios