Alberto Vieyra: El cordón umbilical con EEUU



¿Se rompió o está por romperse el cordón umbilical que ata a México económica y políticamente con EEUU?

El artículo 1106 del Tratado de Libre Comercio -TLC- con Estados Unidos y Canadá reza que “cualquier nación podrá dar por terminado el acuerdo comercial, siempre y cuando avise a sus contrapartes con seis meses de anticipación”.

¿Habrá leído Enrique Peña Nieto ese precepto?

El lunático y tiránico Donald Trump acatarró durante su campaña electoral romper comercialmente con México con la cancelación del TLC. Lo reiteró después de jurar ante la Biblia y la Constitución gringa que si no “sacaba provecho” de una renegociación daría por terminado el TLC. Esa ya debe tomarse como una declaración oficial, aunque la Casa Blanca deberá hacerlo por escrito a sus contrapartes, México y Canadá.

Por su parte, Canadá anuncia que lo dará por terminado.

Trump vocifera que impondrá aranceles de hasta el 20 por ciento a los productos manufacturados en México, así sean de las propias transnacionales gringas. Si lo hace a la torera, podría incurrir en un error mayúsculo, pues estando vigente el TLC, el gobierno de México promovería juicios ante los paneles internacionales que le costarían millonadas a los EEUU.

Lo que Trump tiene que hacer primero es mandar el asunto al Congreso para que se legisle y dar por terminado oficialmente el tratado comercial.

Pero tal parece que al gobierno de México se le cierra el mundo, pues sostiene que el 80 por ciento de su comercio es con EEUU y Canadá, cuando en realidad tiene la oportunidad de oro de romper el cordón umbilical que ata a México con el imperio capitalista del mal, mirando a otros horizontes para diversificar su comercio con otras naciones.

Sería la oportunidad de oro de retomar el apoyo al mercado interno y dejar de depender alimentariamente de los cárteles hambreadores de EEUU e Inglaterra.

Echar andar la planta productiva mexicana y rescatar al campo en materia agrícola para ser autosuficientes en la producción de alimentos sería lo más maravilloso. México dejaría de estar obligado a comprar dos, diez o veinte millones de toneladas de granos a esos hambreadores.

Y por lo que al muro se refiere, habría que decirle al tirano Trump que deje de estar de hocicón y ponga manos a la obra, ya veremos de qué cuero salen más correas.

Desde hace más de un año, un mexicano bien nacido que vive honestamente de la música en Monterrey, Fernando Rojas, escribió lo siguiente sobre el muro de la ignominia de Trump: “Mr. Trump, ahora sí concuerdo con usted, por favor construya un muro hermoso, alto e impenetrable, que no vuelva a pasar ilegalmente ningún mexicano, guatemalteco, hondureño, etc., que no pase ninguna de nuestras semillas, de nuestras costumbres, que ni siquiera nuestras miradas puedan atravesarlo, asegúrese de reforzarlo bien y por ambos lados, para que no pasen más armas de allá para acá, que no venga ninguna empresa americana a contaminarse con los mexicanos, que no pase nada de su comida que tanto ha enfermado a nuestros hermanos, que nuestros jóvenes pierdan el deseo de ser como ustedes y se reencuentren a sí mismos y con su patria y su gente, que nuestro campo produzca lo que tiene que producir y alimente a los nuestros en lugar de pudrirse en las bodegas de los walmarts, construya hondo, no vaya a ser que se pasen para allá los narcos, y que tampoco pueda llegar nuestro petróleo, eso nos obligaría a ser más productivos en cuestión energética, tendríamos el impulso que tanto necesitamos para ser autosuficientes y, obvio, ya no los necesitaríamos para producir nuestra gasolina, ponga torres, drones (que por cierto inventó un mexicano) para que ningún arma apunte desde el otro lado del río a los desesperados por encontrar una mejor vida y terminan encontrando la muerte, para que los que se suben solos o con sus familias a la bestia, dejando todas sus posesiones en busca del sueño americano, despierten y empiecen a crear una nueva realidad latina incluyente, trabajadora, honesta, por favor coloque cuanto antes la primera piedra de la gran tumba norteamericana”.



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo