Surge resistencia republicana al muro de Trump



Un creciente número de legisladores republicanos empezó a objetar el plan del presidente Donald Trump de construir el muro en la frontera con México, no sólo por su costo, sino porque lo consideran inefectivo, reportó ayer la cadena CNN.

El plan del Presidente de construir un muro en la frontera con México está enfrentando un problema mayor: un muro de resistencia de su propio partido”, señaló un reportaje de su corresponsal legislativo Manu Raju.

Entre las preocupaciones de los republicanos destaca el costo del muro, estimado por su propio liderazgo en un monto de 12 mil millones a 15 mil millones de dólares, la manera de financiarlo y su efectividad para la seguridad nacional de Estados Unidos.

El senador de Texas, John Cornyn, el número dos del liderazgo republicano, se mostró escéptico sobre la conveniencia de que una barrera física sea capaz de evitar que inmigrantes indocumentados entren al país y lanzó una advertencia a Trump.

Tengo preocupaciones de gastar dinero no compensado (con ahorros), lo cual aumenta la deuda, punto. No creo que podamos resolver el problema fronterizo con un barrera física”, dijo a CNN. Lisa Murkowski, la senadora republicana de Alaska, expresó una posición similar.

No veo cómo se podría aprobar una iniciativa (en el Congreso) sin que se compense el gasto. No creo que sea posible”.

La administración indicó que pedirá los fondos a través de una erogación aprobada por el Congreso, bajo un posible esquema de fondos de emergencia, y que después buscará ser reembolsado por México, a pesar de que el gobierno mexicano rechazó toda posibilidad de pagar el muro.

No cuento con que México pague por nuestra seguridad nacional. Es responsabilidad de cada país hacerse cargo de su propia seguridad”, declaró el senador republicano de Oklahoma, James Lankford.

MÁS COMPAÑÍAS SE RESISTEN

A su vez, más compañías le están dando la espalda al Presidente estadunidense.

Ahora, el consejero delegado de Uber (la empresa de choferes), Travis Kalanick, renunció ayer al consejo asesor de Trump y el presidente de Disney, Bob Iger, no asistió a una reunión en la Casa Blanca por problemas de agenda, según el diario estadunidense The Washington Post.

Incluso, los grandes almacenes Nordstrom anunciaron el jueves por la noche que ya no venderán más la línea de ropa ni de zapatos de Ivanka Trump por los “malos resultados en las ventas”.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon