Un 'guardadito' mitigó hoyo fiscal; se mantiene precio de gasolinas



El gobierno federal decidió mediante decreto no aplicar el ajuste a los precios de las gasolinas y diesel previsto para ayer y lo pospuso para el 18 de febrero.

El argumento de diciembre para elevar el costo de los combustibles fue que al mantener subsidiados los precios se generaba un hoyo fiscal de 200 mil millones de pesos.

Ayer, en entrevista con Pascal Beltrán del Río para Grupo Imagen, el director de Pemex, José Antonio González

Anaya, dijo que el menor ingreso fiscal no implica recortes al gasto en alguna área.

Se financia con los excedentes del movimiento del tipo de cambio y del precio del petróleo, pero esto no se puede mantener para siempre ni para todo el año”, explicó.

Sí se puede hacer por ahora (mantener el precio), por dos semanas, y ya luego se verá”, dijo el funcionario.

De acuerdo con cálculos realizados por Excélsior a partir de datos de la Secretaría de Hacienda y de Pemex, el gobierno dejará de recaudar mil 658 millones de pesos durante 14 días.

Lo anterior, debido a que por concepto de IEPS, el fisco dejará de percibir 90 centavos por cada litro que se venda de Magna respecto a lo que recaudó en enero; dejará de captar 11 centavos por cada litro de Premium, y no recibirá 45 centavos por cada litro de diesel en el mismo periodo.

1.6 mil mdp sin captarse; IEPS a combustibles

El gobierno federal dejará de recaudar mil 658 millones de pesos durante los 14 días en que se mantendrá sin cambios el precio de las combustibles Magna, Premium y diesel, de acuerdo a cálculos realizados por Excélsior a partir de datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y Pemex.

Lo anterior debido a que por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicado a las gasolinas, el fisco dejará de percibir 90 centavos por cada litro que se venda de gasolina Magna respecto a lo que re­caudó en enero; dejará de re­caudar 11 centavos por cada litro de Premium, y no recibi­rá 45 centavos por cada litro de diesel en el mismo perio­do, de acuerdo con el decre­to en el que se establecen los estímulos fiscales que publi­có la Secretaría de Hacien­da en el Diario Oficial de la Federación.

Así, considerando el pro­medio diario de consumo de los tres tipos de combustibles que se observó durante 2016, Excélsior obtuvo que se de­jará de recaudar por gasoli­na Magna mil 277 millones de pesos del 4 al 17 de febrero en que se mantendrá vigente su precio; por gasolina Premium se dejará de percibir 45 millo­nes 315 mil pesos durante los 14 días mencionados; y por el diesel el gobierno no obten­drá recursos por 336 millones 42 mil pesos en el periodo de referencia.

La reducción en las cuotas aplicadas al IEPS de gasolinas y diesel entre lo observado entre el 1 de enero al 3 de fe­brero de este año, y el perio­do del 4 al 17 de febrero, hará que la la participación de los impuestos respecto al precio total para cada tipo de com­bustibles se reduzca.

Para el caso de la Mag­na, pasará de 36.4% a 30.8% del precio total en el periodo mencionado; en la Premium pasará de 36.9% a 36.3% del precio; y en el diesel la carga fiscal pasará de 37.2% a 34.6% de su precio.

Cabe destacar que la re­caudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) aplica­do a las gasolinas y al diesel se mantendrá sin cambios.

En entrevista con Pascal Beltrán del Río en la primera emisión de noticias de Imagen Radio, José González Anaya, titular de Pemex, explicó que la reducción del IEPS se fi­nanciará con los excedentes generados por tipo de cambio y el precio del petróleo.

González Anaya aseguró que la decisión de aplazar el segundo “gasolinazo” para el 11 de febrero busca lograr “un aterrizaje más suave” en el proceso de liberalización del mercado de los combustibles, además de que existe un gra­do de excedente que permite que se mantengan estables los precios, por lo menos en las siguientes dos semanas.

“Ha sido difícil, compli­cado, ya que el precio de las gasolinas en el país lo deter­mina el mercado internacio­nal así como el tipo de cambio del peso frente al dólar.

Dijo que en agosto de 2016 “se llegó al tope de la banda, y había un enorme desalinea­miento entre el precio inter­nacional y el que teníamos, razón por la cual se tuvo que hacer el ajuste en enero. Sin embargo, lo que hemos esta­do viendo durante el mes es una enorme volatilidad”.

En entrevista con David Páramo, en el programa En Firme, Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, dijo que el costo mensual dado la evolución reciente que se ha visto tanto en el precio internacional de la gasolina en dólares como en el tipo de cambio, “nos costara alrededor de 600 mi­llones de pesos semanales, mil 200 millones de pesos por las dos semanas”.


0 vistas0 comentarios