La opacidad de Videgaray pone de nervios a muchos; temen ceda a los intereses militares de Trump



Las reuniones entre funcionarios de México y Estados Unidos han pasado de ser negociaciones a concesiones, criticaron diversos especialistas. Mientras que el Gobierno federal obvió ante la opinión pública que Estados Unidos sugirió la llegada de sus tropas al suelo mexicano, el Presidente Donald Trump es cada vez más enfático sobre los problemas que las drogas le causan a su país.

El 1 de febrero, la periodista colaboradora de Forbes, Dolia Estévez, confirmó lo que hasta entonces era sólo una suposición, el interés de Estados Unidos por operar tropas en México.

La periodista sostuvo que el Presidente Donald Trump ofreció, en una llamada telefónica con su homólogo Enrique Peña Nieto, el envío de militares para luchar contra el narcotráfico. Una versión ratificada más tarde por la agencia de noticias internacional AP y por la cadena CNN.

El Vocero de la Presidencia de la República, Eduardo Sánchez Hernández, negó ese día que durante la llamada, Trump hubiese hecho alguna amenaza.

Y aunque las agencias internacionales mencionadas coincidieron en que la propuesta fue en un tono “ligero”, las palabras de Trump fueron recibidas como una afrenta a la soberanía nacional.

Sánchez obvió el ofrecimiento hecho por la Casa Blanca. Y una semana después, el 6 de enero, diría que la Presidencia no grabó la llamada. Pero, 24 horas después fue el propio Trump quien corroboró, en una entrevista otorgada a la cadena Fox, su oferta previa de enviar tropas al vecino país del sur.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo