Mujeres de poder



Después del espacio que se dio el año pasado para arreglar proble­mas personales —la depre­sión sufrida a causa del lupus que padece— Selena Gómez continúa tomando las rien­das de su vida y trabajo.

Y precisamente por los altibajos que ha sufrido es que la intérprete de Come And Get It asegura que se puso a trabajar en un pro­yecto en el que pudiera ayu­dar a chicos que, como ella, han experimentado altibajos en su vida.

La serie 13 Reasons Why, de Netflix, fue el proyecto perfecto, ya que la trama ba­sada en el libro homónimo de Jay Asher, es una historia con la cual la propia cantan­te y actriz se identifica y, por lo mismo, quiere compartir.

“Eso espero. La conexión que tengo, lo quiera o no, con mucha gente, es porque me vio crecer. He tenido esta conversación con mis fans, porque quiero que se me acerquen, que no me vean inalcanzable, ellos me cuen­tan cosas. En cada concierto hago una convivencia y cada historia que me cuentan es muy honesta y también, me guste o no, la gente ha visto mis errores, y por eso quiero que vean este proyecto, por eso quise trabajar en algo que los chicos se identifi­quen”, indica.

Si bien es la figura del es­pectáculo que más segui­dores tiene en Instagram, Gómez asegura que no so­porta las redes sociales, por­que ahí se exponen vidas “que no son reales”.

“Se viven tiempos duros, no soporto las redes sociales, ver a los chicos con los telé­fonos invirtiendo su tiempo en algo que no es real. Están desconectados de la gente. Es triste ver a los chicos pe­gados al teléfono dejando la vida pasar. Por eso tenía que apostar por esto para crear un cambio”, añadió.

Ya que la protagonista de cintas como Monte Carlo y Spring Breakers creció ante los ojos del mundo por su participación en la serie Los hechiceros de Waverly Place de Disney, asegura que los adolescentes no necesitan que se les diga cómo tienen que vivir y hacer las cosas.

“Mi experiencia en la se­cundaria se magnificó. No diría que fue horrible, pero lo hizo más difícil. Y para ser honesta, cuando comenzaron la producción de 13 Reasons Why estaba atravesando mo­mentos muy duros. Me ausen­té como 19 días y durante ese tiempo platiqué con chicos que han pasado por lo mismo que los personajes de la serie. Y habiendo crecido en una es­cuela pública como es Disney Channel, donde fue confuso que siempre estuvieran di­ciéndome cómo actuar, cómo vivir o en qué me debía con­vertir, fue que quise ser parte de este proyecto junto con mi mamá.

“Es parte importante de mí y es algo que los chicos deben ver, necesitan algo que los sacuda para que les importe, algo sobre personajes afecta­dos por lo que se vive hoy en día. Daría lo que fuera porque hubiera una buena influencia, porque yo he experimentado esto”, expresó la joven.

13 Reasons Why, que estre­na el 31 de marzo en Netflix, es protagonizada por Dylan Min­nette y Katherine Langford y cuenta la historia de un jo­ven que, tras regresar de la es­cuela, encuentra un paquete con casets. En ellos, Hannah Baker, una compañera que se suicidó semanas atrás, explica los motivos y personas que la llevaron a tomar esa decisión.

Originalmente sería Gó­mez quien daría vida a la pro­tagonista en una cinta que no logró ver la luz.

“Un día llegó mi mamá con el libro y yo tenía unos 16 años y estaba en mi propia se­rie de televisión y tuvo senti­do que quería hacer algo para mis fans, algo en lo que no les dijera qué, ni cómo sentir. No puedo imaginar a alguien que no sea Katherine para este papel, ella es Hannah y la in­tepretó de la manera en que debía hacerlo”, concluyó.

Charlize, inspirada por los jóvenes

Dedica­da mayormente al cine, Charlize Theron se aventura a producir su primera serie ya que, afirma, las nuevas gene­raciones la empujan a ser lo mejor que puede ya sea como actriz o productora.

Con esa idea en mente es que la sudafricana unió su ta­lento al de la joven actriz Britt Robertson, a quien califica como una gran promesa para realizar la serie GirlBoss para Netflix.

“Yo estoy inspirada por esta nueva generación. Cuando empecé como una de las actri­ces más jóvenes de mi época, en las películas siempre era la esposa trofeo, la novia, la chica que había que rescatar. Tenía muy claro que debía esperar la piedad de un buen guión”, comentó durante su encuen­tro ante diversos medios de comunicación.

De acuerdo con la actriz, la misma vida la ha llevado a en­tender que para ser exitosa, se van a tener muchos fracasos. Por eso es que apostó por tra­bajar con talento más joven, para poder transmitir el men­saje a las nuevas generaciones.

“Hay algo que no se puede detener en las mujeres jóve­nes. Espero que las cosas cam­bien y sigamos hablando de estos contenidos. Después de las elecciones (presidenciales), creo que a través de Girlboss pueden tener un gran mensaje sobre no detenerse.

“Para tener éxito tenemos que cubrir todas nuestras ba­ses y saber que vamos a tener más fracasos que éxitos, por eso me gusta la idea de que chicas de 16 años para arriba vean este proyecto”, señaló.

La actriz aseguró que los papeles han cambiado mucho para las mujeres. Reconoce que en los años que han trans­currido desde su llegada a Ho­llywood, tanto el cine, como la televisión y ahora el internet, se han esmerado en hacer per­sonajes que las reten.

“Por eso estoy inspirada de ser parte de los buenos pro­yectos, ya sea en la televisión o en una película. Ahora hay mu­chas historias donde las muje­res somos el centro y eso es maravilloso. Y los jóvenes me inspiran a seguir en lo más alto de mi trabajo.

“Me inspira lo que pasa en el cine y en la televisión a nivel internacional. Es de lo mejor tener acceso a mucho con­tenido por internet. Eso me alimenta”, dijo durante la pre­sentación de la serie en la ciu­dad de Nueva York.

Según Theron, las mujeres son las que dentro de poco go­bernarán no sólo Hollywood.

“Cuando mostramos a las mujeres de una manera real, les gusta. Netflix nos ha apo­yado para hacerlo con esta se­rie sobre una mujer. No tengo duda que el futuro será de las mujeres”, indicó.

De acuerdo con la actriz de cintas como Mad Max:Furia en el camino, Dulce noviembre o Asesina en serie, al leer el libro que da nombre a la serie que estrena el próximo 21 de abril, no pudo hacer otra cosa que compartir la historia a través de una emisión.

“Me dieron el libro y desde la imagen de Sophia (Amoru­so-autora) en la portada, algo me atrajo, no sabía qué iba a leer y quedé gratamente sor­prendida, porque parecía más un libro de una adulta. Me gus­to que fuera tan ambiciosa en sus 20.

“Llevó una carrera de per­sonajes con fallas y me gustó la idea de hacer una historia real, pero que también apela a al­guien que puede estar bien por sí misma y con muchas posibi­lidades, eso me emocionó mu­cho”, indicó.

Y aunque el proyecto está respaldado por Theron, en su momento hubo complicacio­nes para que viera la luz.

“Tocamos otra puerta, pero me sorprendió su retroali­mentación y decidimos bus­car a Netflix. Después de esta experiencia, entendí que si no trabajas en el lugar correcto, el proyecto desaparece o se hace algo mediocre”, finalizó.

Drew cambia de vida

Drew Ba­rrymore está de vuelta en la serie de Netflix Santa Clarita Diet, la cual, afirmó, le cam­bió la vida.

Según Drew, durante la última década dejó de lado la mayoría de sus compromisos laborales por dedicarse a la familia y los escenarios no eran su prioridad.

“Tenía años sin traba­jar. Era ama de casa. No soy Sheila (su personaje), pero las lecciones que tuve ese verano dejaron algo en mí. Me sacó de mis tonterías y me hizo más feliz”, dijo en la presentación de la serie.

Y qué bueno que volvió, ya que en opinión de Timothy Olyphant, su coestrella en la emisión, hacen falta perso­nas que se sepan reír de sí mismas.

“Es una actriz que está dis­puesta a burlarse de sí misma y eso es maravilloso. Es in­creíble cuando estás graban­do y parece algo real; cuando la cámara se detiene ¡no se calla!”, añadió el actor.

Santa Clarita Diet cuenta la historia de una familia cuya rutinaria vida cambia cuando Sheila (Barrymore) sufre una transformación. Pero más allá de eso, la actriz aseguró que la serie apela a la idea de tener confianza en una mis­ma, lo que ella obtuvo por este proyecto.

“Estaba hambrienta cuando empezamos porque quería bajar de peso y cuan­do haces eso debes comer bien. Sheila come humanos y necesitaba proteínas, y de verdad me comprometí a bajar, pero quería que fuera real para hablar de confianza y demás situaciones. Para mí fue empezar a pensar en qué le pasa a esta mujer y resultó en algo fantástico para mí”, agregó.

Si bien la historia habla del empo­deramiento en las personas, porque al perder peso y ganar una especie de poderes, la serie también hace una crítica a la socie­dad narcisista de hoy en día, según explicó Victor Fresco, creador del proyecto.

“Vi que hay mucho drama y necesitaba una comedia. Pero también es una historia sobre empoderamiento y so­bre la sociedad narcisista en la que vivimos. Todos existi­mos en una realidad alterna, queremos ciertas cosas. Y en la serie tenemos a alguien en el centro de esto que cambió, pero todos queremos amor, ser admirados, como es el caso de Sheila”, indicó.

Aún hay estereotipos

Desde hace más de una década, Kate del Castillo decidió probar suerte en Estados Unidos y aunque ha tenido varios papeles trascendentes en películas y series de Hollywood, asegura que aún existen demasiados estereotipos contra los cuales seguir luchando.

Durante la presentación de la actriz en el panel de Netflix Strong Female Leads (Protagonistas Femeninas Poderosas) en Nueva York, la actriz de 44 años señaló que los productores en Estados Unidos aún no saben diferenciar las nacionalidades de los latinos.

“Puedo decirte, que siendo hispana, aún hay muchos estereotipos. Por principio de cuentas no saben diferenciar a una mexicana de una guatemalteca. Esa es una de las cuestiones, hablando de acentos. Recuerdo el primer programa que hice aquí hace mucho tiempo llamado American Family, ahí tenía mi cabello como lo tengo ahora (en tonos castaños y rubios) y no, (me dijeron que) tenía que ser negro y tienes que hablar así (marcó el acento) y mi casa tenía que ser muy mexicana.

“Pero ¡soy mexicana y sé lo que es México! Entiendo que ahora las cosas van mejorando. Ahora leemos guiones con mejores personajes, ya no somos sólo las mucamas o las prostitutas, que todavía hay, pero está mejorando aunque para las latinas aún existen los estereotipos”, indicó.

Visiblemente nerviosa, Del Castillo, protagonista de Ingobernable, indicó que para evitar estereotipos, es importante trabajar junto a los guionistas.

“Para mí es muy importante que las actrices podamos ir de la mano con los escritores. Porque antes había una mujer fuerte como protagonista, pero siempre trataban de hacerla seductora, voluptuosa, soy latina, sé lo que es.

“Está bien si es el papel, pero ahora lo que trato de hacer con Ingobernable es que ella no tenga que mostrarse a sí misma”, finalizó.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon