Dakota Johnson sube la temperatura


A pesar de que la entrega anterior fue catalogada como “aburrida”, los fans de la saga de Cincuenta som­bras... se niegan a dejar la historia de amor de Anastasia y Christian Grey. En esta secuela de los juegos eróticos, en los que aparecen las máscaras y las fiestas, la película promete superar a su predecesora.

Por lo menos sus protagonistas, Dakota Johnson y Jamie Dornan, prometen subir la temperatura con la pasión y la energía sexual.

“Las emociones suben, las esce­nas sexuales se incrementan, hay personajes nuevos que amenazan su amor. Creo que la gente reirá, a lo mejor llorará, todo se pone muy intenso. No lo sé, he oído muchas cosas diferentes, aún es muy pronto para decirlo”, dijo Dakota.

“Es más oscuro, con más drama, más intensidad, hay aspectos de thriller, que va más allá del desarro­llo inicial”, agregó Jamie.

En la historia, Anastasia Steele (Dakota Johnson), quien es reticen­te al trato y la relación que le ofrece Christian Grey, decide enfocarse en su carrera profesional, aunque esto durará poco, pues el seductor en cuestión le llegará con una nueva propuesta amorosa, en la que ella deberá vencer sus celos por amores del pasado, y Grey deberá vencer sus propios demonios.

“Definitivamente es un cuen­to de hadas, pero es un poco más confiable, por cómo se manejan las emociones. Lo que realmen­te lleva a la gente a ver el filme es ver a Anastasia y Christian subsis­tir y amarse el uno al otro, es algo hermoso para ver. Es un cuento de hadas, es como un sueño, pero con gente real. Eso es lo que lo hace cautivante y también relevante”, dijo Dakota.

El amor, el desamor, la pasión surgirán, pero también evolución de los personajes.

“Anastasia empieza en un lugar muy extremo y después tienen que asomarse a un arco emocional muy íntimo y físico, se torna una mujer muy notable”, explicó la hija de Me­lanie Griffith.

“Definitivamente hay elementos más oscuros, como el desarrollo de una relación. Hay algunos aspectos que vimos en la primera parte que se irán desarrollando. Tiene que ser más grande que la anterior en di­ferentes áreas, en el libro hay ele­mentos clave como el baile de las máscaras, la fiesta de cumpleaños de Christian, todas estas cosas se ven geniales en el filme en cierta escala, sabíamos la importancia al filmarlas. Es divertido, ése es otro aspecto que tiene este filme. Vamos a ver a Christian haciendo sacrifi­cios y compromisos, cambiando por amor, lo cual es algo muy im­portante y algo que da confianza”, detalló Dornan.

Por la evolución de su personaje en el filme, que deja de ser una chi­ca inocente, Dakota imprimió in­tensidad en algunas escenas.

“Sí, nunca me vi tirándole a al­guien la bebida en la cara, creí que nunca lo haría, y cuando lo hice fue lo peor. Tuve que practicar an­tes, porque no lo quería estropear y hacerlo de nuevo. Tuve páni­co, así que eché agua en un par de productores algunas veces. No soy muy atlética, así que tuve que me­dir la coordinación, pero quedó en pocas tomas (risas)”, narró.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon