¿Por qué Trudeau salió ganando de la Casa Blanca de Trump?



Mientras Justin Trudeau alababa los lazos con Estados Unidos en sus primeras declaraciones en la Casa Blanca de Donald Trump, la jefa de la diplomacia del primer ministro de Canadá asentía en la primera fila, apenas dirigiendo la mirada a su superior. En cambio, los ojos de la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, estaban fijos en Trump, como si le implorara que cada una de las palabras de Trudeau fueran comprendidas: objetivos comunes, comercio bilateral, empleos para la clase media. El presidente pronto vio su mirada y asintió. Trudeau se fue el lunes de Washington con todo lo que podía esperar. Trump prometió públicamente tan sólo 'retocar' lo que concierne a ambos países en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y facilitar el flujo de bienes a través de la frontera norte, al tiempo que dijo que se concentraría en la relación comercial “desleal” de Estados Unidos con México al sur. En privado, el presidente no dio indicios de cómo procedería respecto del TLCAN o si insistiría en un impuesto de ajuste en frontera, según un funcionario de alto rango del gobierno canadiense, que habló después de la reunión con la condición de no ser identificado. Fue la señal más clara hasta la fecha de que Canadá –y los 541 mil millones de dólares en comercio bilateral de que forma parte– no está en la mira de Estados Unidos. “Hoy le fue muy bien a Trudeau”, dijo Christopher Sands, director del Centro de Estudios Canadienses de la Universidad Johns Hopkins, en declaraciones a Bloomberg TV Canada el lunes. "Trump hizo algunas distinciones importantes entre Canadá y México. Eso es tranquilizador para los mercados".


0 vistas0 comentarios