Arde campamento contra oleoducto en EU



Las últimas personas que permanecían en un campamento de protesta contra el oleoducto Dakota Access rezaron y prendieron fuego a unas estructuras de madera como parte de una ceremonia de partida. Esto, antes de que se cumpliera el plazo fijado por el cuerpo de Ingenieros del Ejército para retirar el campamento. Algunos de los manifestantes explicaron que la quema de las estructuras -que aparentemente incluyeron un yurt y un teepee- fue parte de una ceremonia para irse. La retirada del campamento, que lleva en la zona unos seis meses, difícilmente será el fin de la oposición al proyecto en Dakota del Norte. El plazo dado a los manifestantes para que abandonen el lugar posiblemente tampoco signifique el fin de la fuerte presencia policial cerca del lugar donde se termina el último tramo del ducto, que llevará petróleo desde Dakota del Norte a través de Iowa a un punto de embarque en Illinois. El campamento se encuentra en tierras federales en el sur de Dakota del Norte entre la Reserva Sioux Standing Rock y la ruta del oleoducto. Atrajo en ciertos momentos a miles de personas, aunque se redujo a un par de cientos ahora que la batalla en torno al oleoducto se libra principalmente en las cortes. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE) había dicho a los que permanecían en el campamento Oceti Sakowin que deben abandonarlo antes de las 14:00 horas locales. El Gobernador Doug Burgum dio la misma fecha y hora en una orden de evacuación la semana pasada. La vocera de la comisaría de Morton, Maxine Herr, advirtió que podría haber detenciones en gran escala en el campamento, aunque enfatizó que las autoridades no lo desean. Algunos manifestantes se aprestan a partir, pero otros están dispuestos a ir a la cárcel y realizarán una resistencia civil pacífica, tomados de las manos y orando de pie, había adelantado el activista indígena Chase Iron Eyes.


0 vistas0 comentarios