¡Que inicie la fiesta!



El reventón está por comenzar. Poco más de 24 horas separa al público de arribar a la tierra prometida de la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez. Es ahí donde el Electric Daisy Carnival (EDC) volverá atrapar a los amantes del género.

Serán seis escenarios donde se distribuirán más de 60 productores de géneros como el EDM (Electronic Dance Music), trap, global bass, hardstyle, techno, progressive house, dubstep, vocal house y trance, entre otros géneros de la electrónica.

The Chainsmokers, Marshmello, W&W, Don Diablo, Major Lazer, Hardwell, Martin Solveig, Carnage, Sasha, John Digweed, Happy Colors, los nombres estelares están repartidos por todo el cartel y hay oferta para adolescentes influenciados por el sonido de moda, chicas que quieran perrear con un poco de trap y la vieja escuela que busca el sonido de la escena noventera.

Se trata de una edición en la que predomina la diversidad de ritmos, contrario a lo que sucedió con los primeros dos capítulos en los que el EDM dominaba la mayoría del cartel y atraía a la mayoría de los espectadores. Sin embargo, con la agonía de este subgénero, caracterizado por ser el más comercial de la escena, se ha dado una apertura que beneficia a todos los headliners.

Excélsior pudo platicar con dos de los DJ estelares del festival, dos de las promesas del género, que llevan como bandera la principal premisa de la música electrónica: evolucionar o morir.

Alesso es un productor de pocas palabras. Siempre lo desenmascaran sus expresiones parcas. Afortunadamente su contraparte es el talento que le ha permitido crear hits como Under Control, Heroes, Calling (Lose my Mind) y el remix de If I Lose Myself.

Siempre conocido como ser parte de la oleada de productores de house progresivo y EDM. Sin embargo, para este 2017, cambió por completo el estilo y creó Falling, su nuevo sencillo y ejemplo de cómo mantenerse vigente sin permanecer en la misma fórmula.

“Estaba bañándome en Corea del Sur y empecé a tararear la melodía, en cuanto me salí empecé a tomar el beat (ritmo). Lo que quise fue recuperar toda esa escena en la que encontré inspiración para comenzar mi carrera: la música house de hace muchos años y me parece que lo conseguí”, platicó en entrevista el productor de 25 años.

Una de las claves para tener un sonido diferente fue la inclusión de una voz femenina, una cara que Alesso quiso mantener en secreto.

Aun cuando la rola ha tenido gran aceptación y es la más popular de su perfil en Spotify, con más de seis millones de reproducciones, el sueco ha sido bastante criticado por sus fans. Pero él tiene una respuesta.

“La gente va a decir siempre lo que se le dé la gana. Pero jamás, ahora ni nunca, dirigiré mi música para complacer a otras personas. Soy un artista. Estás conmigo en mi travesía si es que te gusta, y si no, se pueden bajar.

“Sólo puedo decir que en mi carrera me manejo por lo siguiente: jamás dejes que el éxito defina lo que eres, hazlo porque lo ames”, agregó.

Alesso se presentará a las 23:00 horas del domingo.

El Dusty es un productor de Corpus Christi que mezcla en la música electrónica sonidos tradicionales, regionales, tropicales, charangueros, guaracheros y perreadores. Es amigo de Toy Selectah y Camilo Lara, los jefes del global bass en México y el mundo.

Alcanzó una nominación al Grammy Latino en 2016 gracias al track Cumbia Anthem junto a Happy Colors y así dejó en claro que lo de hoy es la fusión.

“Latinoamérica es una capital de la escena. Todo esto es el inicio y Toy fue, definitivamente, la punta de lanza antes que todos. Para mí los ritmos tradicionales y melodías siempre serán la base de mi música. Muchos géneros vienen y van, pero el folclórico siempre me llama. Uso técnicas modernas de producción sobre una base de beats totalmente tropicales.

“Todo viene de que mis padres escuchaban toda clase de estilos latinos, rock, y mi hermano mayor me enseñó lo más contemporáneo. Sin embargo, todo inició al encontrar mi camino por el hip hop, el género que originó al DJ y fue así como yo también empecé”, compartió en entrevista.

Él y Happy Colors tomarán el domingo el escenario Dos Equis Stage, una dupla que saca chispas.

El Dusty dijo que su álbum Made in Corpus será lanzado este año, en el que incluirá su nueva rola La Chusa, junto a Lara y Selectah; además de colaboraciones con Jah Fabio, Los Chinchillos del Caribe, Boogat y Azdru de Ozomatli, entre otros.

Todo producido en su cuartel Produce, donde además de trabajar música, tiene una importante labor con la comunidad infantil.

“El estudio comenzó en 2010 y hemos apoyado a toda la comunidad artística del centro de Corpus desde entonces. Tenemos nuestro propio edificio que es como una especie de escondite como el de los Cazafantasmas. Producimos artistas, somos anfitriones de eventos como TROPICOSO, una fiesta mensual de cumbia y tropical bass.

“Además, tenemos la academia ChicasRock & Turntable manejada por mi esposa Ceci y su staff. Comenzamos hace siete años como un campamento de verano y ahora es más como una escuela de ensayo musical para las chicas que viven cerca. Aprenden sobre la creación musical y a tocar instrumentos”, compartió.


1 vista0 comentarios