Alejandro Fernández, rompe fronteras con música



Jalisco es México”, es el mensaje que se lee constantemente en la ciudad de Guadalajara. Y eso es lo que quiso mostrar Alejandro Fernández al presentar oficialmente su nuevo disco Rompiendo fronteras en la Cervecería Fortuna, ubicada en la carretera Guadalajara-Vallarta.

Material que es el resultado de dos años de trabajo, tiempo en el que se escucharon más de 500 canciones. “Montamos un estudio movil en mi casa, para poder hacer bohemias y escuchar los temas de compositores nuevos”, explicó El Potrillo en una animada charla en la que se tocaron diversos temas.

Le dimos apertura a jóvenes talentos que con sus canciones han funcionado en otros géneros musicales. Así surgieron temas pop con elementos muy mexicanos. Y ahora incursiono en lo urbano para evolucionar y estar en lo que el público está escuchando”, dijo Fernández elegantemente vestido de negro y sin la abultada barba que había lucido en últimas fechas.

Mis hijos son mi termómetro para saber qué le gusta a los jóvenes. Así conocí al grupo colombiano Morat y vi como se prendían, por lo que me di a la tarea de contactarlos y pude grabar con ellos.

“Siempre trato de evolucionar y por eso con este disco me arriesgué a hacer cosas diferentes.”

Luis Miguel y la demanda en su contra era un tema obligado al estar frente al hijo de Vicente Fernández.

No puedo hablar, me puedo meter en problemas. Todo sigue su curso y es algo que está en manos totalmente de mis abogados. Sólo puedo comentar que mi padre me ha enseñado a respetar a mis compañeros así que hay que tener paciencia.

“Debo aclarar que mis recientes comentarios en redes sociales relacionados con El Sol (por el sobrenombre de Luis Miguel) no han sido dirigidos a nadie ni son personales. Simplemente he puesto cosas que me gustan y se me ocurren en el momento”, aclaró.

Dejó claro que si no pudo trabajar con Luis Miguel ya está comenzando con las negociaciones para trabajar en conjunto con otros artistas, aunque no quiso dar nombres para no entorpecer las pláticas.

Entre tanques de fertilización y de reposo, Alejandro, quien con su sencillo Quiero que vuelvas logró Disco de Platino en 14 países, aprovechó el lanzamiento de su nuevo material discográfico para presentar una cerveza con su nombre.

“Se trata de Afortunada. Una cerveza artesanal de la que se donará una parte de las ganancias a mi fundación.”

La fundación Alejandro Fernández apoya a los niños indígenas del estado de Jalisco.

Como embajador turístico del estado de Jalisco y como referente de nuestro país gracias a su música, El Potrillo dio su punto de vista respecto a las políticas contra los migrantes impuestas por el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Somos un país capaz, inteligente y que tenemos los elementos suficientes para no depender de nadie. Hay que trabajar nosotros muy unidos, con valores y saldremos adelante.

La música puede destruir cualquier muro y lo podemos hacer con este disco Rompiendo fronteras.”

Respecto a la situación actual de la música mexicana, Fernández aceptó que cada día es más complicado darla a conocer, porque no existen los espacios para promoverla.

“Sin embargo, yo seguiré insistiendo. Ya estoy trabajando en un proyecto muy gordo en el que estaría involucrado mi padre. Apenas comenzamos en eso, pero pronto lo daré a conocer” afirmó Alejandro Fernández.


0 vistas0 comentarios