Confirma McIlroy visita a México



El World Golf Championship de México de la próxima semana tendrá a los 10 mejores golfistas del mundo jugando en la Ciudad de México. Tras cinco semanas de rehabilitación, el golfista norirlandés Rory McIlroy confirmó hoy, a través de su cuenta de Twitter que jugará, por lo que se armó un field con la élite internacional, entre ellos Jason Day, Jordan Spieth, Rickie Fowler, Sergio García, Adam Scott y el actual número uno del mundo, Dustin Johnson. Una fractura por estrés en la costilla evitaba que McIlroy participara en un torneo profesional desde el pasado 16 de enero en el Abu Dhabi HSCB Championship. "Gracias a todos por su apoyo continuo para lograr mi regreso en México la próxima semana", posteó en sus redes sociales el ex número uno del mundo. El golfista europeo ha pasado las últimas semanas en Florida, retomando el ritmo golfístico, e incluso jugó una ronda en el Trump International Golf Club con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Este fue el mismo campo que perdió los derechos de uno de los cuatro campeonatos mundiales del golf profesional, que resultó en la candidatura y eventualmente, en el torneo que se jugará en México la primera semana de marzo. Justifica ronda con Trump Mientras que Rory Mcllroy preparaba su regreso a la actividad golfística, se tuvo que enfrentar al enojo de varios de sus fanáticos en redes sociales tras una sencilla ronda de golf con un polémico aficionado. El pasado domingo, McIlroy decidió aceptar la invitación del Presidente de Estados Unidos Donald Trump, quien le pidió jugar con él en su campo en Florida, lo que provocó una lluvia de reproches, en Twitter. El descontento fue tal, que el norirlandés, rindió una breve explicación de los motivos por los que decidió jugar con el líder estadounidense. "No estoy de acuerdo con todo lo que mis amigos o mi familia dice o hace, sin embargo, juego con ellos al golf. La semana pasada fui invitado a jugar con el Presidente de los Estados Unidos. Independientemente de si respetas o no a la persona, respetas el cargo que ocupa. No fue ninguna aprobación política o de algún tipo. Sólo fue una ronda de golf", señaló Rory. Hace dos semanas fue el golfista sudafricano Ernie Els quien vivió la misma situación al jugar una ronda con Trump, despertando la misma rabia entre sus aficionados.


0 vistas0 comentarios