Día Mundial sin Tabaco, llamado a reflexionar sobre su consumo



Además de buscar concientizar a la población sobre los riesgos a la salud asociados con el tabaquismo y abogar por políticas públicas para reducir su consumo, cada año se conmemora el Día Mundial sin Tabaco para fomentar la abstinencia de todas las formas de consumo de ese producto en el mundo, al menos durante 24 horas.

La nicotina es la droga más adictiva, incluso por encima de la metanfetamina fumada y el crack, pues sus efectos estimulantes y sedantes casi inmediatos ocasionan dependencia y síndrome de abstinencia prolongado si se deja de consumir en un lapso de dos a 12 horas, según la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic).

En ese sentido, el organismo recordó que más de mil millones de personas en el mundo son adictas a la nicotina, droga naturalmente presente en el tabaco y cuya forma más común de consumo es a través de cigarrillos, los cuales contienen hasta 599 aditivos, entre sustancias tóxicas y cancerígenas, como alquitrán y monóxido de carbono.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó sobre la amenaza que representa este producto para el desarrollo de los países, pues es un factor generador de enfermedades, pobreza y de efectos medioambientales desfavorables.

Según datos de la Encuesta Nacional de Adicciones, el consumo de tabaco y la exposición a su humo se mantienen como la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial; mientras que la OMS estima que el tabaquismo mata prematuramente a casi siete millones de personas al año y más de 600 mil son no fumadores expuestos a humo ajeno.

Fumar tabaco reduce la esperanza de vida, ya que provoca cánceres de pulmón, laringe, riñón, vejiga, estómago, colon, boca y esófago; así como con leucemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cardiopatía isquémica, aborto, parto prematuro, defectos de nacimiento e infertilidad, entre otros padecimientos.

De acuerdo con la OMS, las medidas de erradicación del consumo de tabaco pueden ayudar a las naciones a evitar que millones de personas enfermen y mueran por la adicción a dicho producto, a combatir la pobreza y reducir la degradación del medio ambiente a gran escala.

Aunado a lo anterior, el tabaquismo se ha asociado con diferentes problemas psicológicos como trastornos del estado de ánimo, esquizofrenia, alcoholismo, trastornos de ansiedad y de déficit de atención con hiperactividad.

Cifras de la OMS señalan que casi 80 por ciento de fumadores que hay en el mundo viven en países de ingresos bajos o medios y considera que, de continuar la tendencia actual, en 2030 el tabaco matará a más de ocho millones de personas al año.

El organismo internacional exhortó a los gobiernos de los países a aplicar medidas firmes de control del tabaco, tales como la prohibición de comercializarlo, publicitarlo y el empaquetado neutro de los productos que lo contienen; aumentar los impuestos de los cigarrillos y prohibir fumar en los espacios públicos cerrados y lugares de trabajo.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon