Alberto Vieyra: Gobierno psicópata



Corea del Norte ha calificado a Donald Trump como un psicópata. Se trata de un término muy violento, que define a la perfección la clase de gobernante que tienen en éste momento los norteamericanos. Donald Trump, la bestia trumpiana, ha hecho de Estados Unidos una nación con dos clases sociales: ricos y pobres.

Pero, ¿qué es un psicópata?

La palabra “psicópata” o “sociópata”, nos traen a menudo a la mente imágenes de individuos sádicamente violentos. Pero, los estudiosos del carácter, definen que un psicópata - puede ser hombre, mujer o periodista-, es ese individuo verdaderamente absorbido en sí mismo sin conciencia ni sentimiento alguno hacia los demás, y para quién las reglas sociales no tienen ningún significado.

Seguramente que muchos de nosotros, hemos convivido con psicópatas, sin siquiera darnos cuenta.

Añaden los estudiosos que no se puede entender a los psicópatas en términos de retroceso o de desarrollo antisocial. Son simplemente individuos depravados moralmente que representan a los "monstruos" en nuestra sociedad. Son depredadores irrefrenables e imposibles de tratar y en quienes la violencia es el signo que los distingue de los demás.

Tal vez esto explique el carácter insoportable de Donald Trump, quien, por lo visto, no conoce de decencia humana básica. Se cree el ombligo del mundo, superior a todos por el sólo hecho de ser asquerosamente rico, lo cual, no le quita lo ignorante y lunático.

En fin, que los republicanos llevaron al poder a un hombre que ha roto con las más elementales formas o reglas de oro de la convivencia humana. Pareciera que sigue en campaña electoral.

En un acto escenográfico preparado para tal efecto, en Iowa, Donald Trump sugirió que el muro con México será construido con paneles solares y se defendió ante quienes le critican por tener uno de los gabinetes más ricos de la historia diciendo: “En esas posiciones no quiero a una persona pobre”.

Sí, la bestia trumpiana siente ñañaras contra los pobres, y eso explica también su odio hacia México, una nación de 120 millones de habitantes, en la que casi 100 millones son pobres. Trump, no nació para gobernar y administrar pobreza. Su negocio son los multimillonarios negocios, y los del imperio capitalista del mal. Los pobres, a la rechintola. Es enemigo de los plebeyos.

Donald Trump, apuesta por dos Estados Unidos: pobres y ricos. Esa deplorable conducta del magnate, ha provocado que nadie quiera trabajar con él. Es un hombre cuya conducta no garantiza que nadie ofrezca sus lealtades por él.

“Con Donald Trump, la corte ha cambiado. Para muchos candidatos, al frente de la Casa Blanca ya no hay una idea de nación, sino un hombre enfadado con el mundo, que desprecia a sus vecinos y no duda en utilizar el látigo de Twitter para humillar a sus propios colaboradores. Un gobernante asediado por un escándalo que todo lo devora y que le ha obligado hasta a contratar un abogado privado.” Ha dicho Jan Martínez Ahrens, en un artículo titulado Cada vez menos gente quiere trabajar con Trump, escrito para el diario español El País, la semana pasada.

Sí, la llegada de un psicópata a la presidencia de Estados Unidos, significó un terremoto para esa nación y para el mundo.


0 vistas

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon