Mario Avila: No termina el conflicto



A más de un mes de la entrada de Uber a la zona turística de Puerto Vallarta y la Riviera Nayarit, los gobernadores no logran poner orden y ciudadanos y visitantes padecen la ley de la calle.

Por lo pronto para Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco habría que anotar que, en mayo de este año, una juez Federal otorgó a Uber la suspensión definitiva para que pueda operar en la entidad, de esta manera las autoridades no pueden detener a los socios conductores y menos los taxistas.

Aristóteles Sandoval no ha podido meter orden, se impone la ley cetemista.

Por lo que toca a Nayarit, toda vez que el gobernador ya se va, “pues ahí que se arreglen”, como en muchos otros rubros de la administración de Roberto Sandoval.

Ha habido bloqueos, golpes y turistas afectados.

¿Van a decir los gobernadores que es también un asunto del gobierno federal?


0 vistas

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon