Miente 60% sobre sus ingresos: Inegi



El presidente del Inegi, Julio Santaella, reveló que la verdadera brecha entre ricos y pobres es superior a la mostrada en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, pues excluye a los “extremadamente” más ricos, pero la combinación de sus datos con información del SAT permiten ver que hay mexicanos 50 veces más ricos que otros.

Julio Santaella presentó en el Senado los resultados de la ENIGH 2016 ante especialistas convocados por el Instituto Belisario Domínguez, a quienes explicó que, en promedio, 60% de los mexicanos miente al reportar sus ingresos, pero hay diferencias por segmentos, pues 25% de los más pobres miente, en tanto que el ciento por ciento de los ricos proporciona información falsa sobre sus ingresos.

Sin embargo, al cruzar la información de la ENIGH con las Cuentas Institucionales de los Hogares y los Registros Fiscales Anónimos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), el Inegi detectó información más cercana a la realidad.

“La desigualdad entonces es más acentuada de lo que nos comentaba Édgar (Vielma). Estas 21 veces entre el primer decil y el décimo decil en realidad, con estas estimaciones, con estos ajustes, pues nos da más de 50 veces lo que tenemos”, expresó.

El responsable del Inegi aclaró que la ENIGH no incluye a los mexicanos más ricos. “Entenderán que en estos ejercicios de muestreo estadístico y probabilístico, pues a pesar de que tenemos 81 mil 500 viviendas, pues no tenemos a los 32 millones de hogares mexicanos.

“Entonces, lo que esto significa es que en particular aquellos lugares con niveles de ingreso extremadamente elevados, pues difícilmente van a caer en muestra, es decir, la probabilidad de que ellos formen parte de nuestra muestra es prácticamente cero”, precisó.

Acompañado por Édgar Vielma, director general de Estadísticas Sociodemográficas, y Gerardo Leyva, director general adjunto de Investigación del instituto, Julio Santaella expuso a los especialistas convocados en el Senado que en este tipo de mediciones se registran dos fenómenos: el subreporte o subdeclaración y el efecto de truncamiento.

“En general, este segundo efecto de truncamiento tiene como consecuencia que a pesar de los drásticos contrastes que ya nos muestra la ENIGH, esto está subestimando todavía el nivel de la desigualdad”, dijo.

Santaella explicó que la ENIGH es importante, porque permite detectar lo que ocurre en los estratos socioeconómicos de menor nivel, pero para conocer más de cerca la realidad de las diferencias económicas, el Inegi utiliza otros instrumentos como complementos.

“Por parte de las cuentas nacionales podemos tener información de lo que se conoce como las Cuentas Institucionales de los Hogares y también tenemos el uso de Registros Administrativos, en particular los Registros Fiscales Anónimos por parte del Servicio de Administración Tributaria.

“Utilizando esto y otra vez con los métodos de pseudo verosimilitud restringida, lo que obtienen estos estudios del Inegi es que precisamente se confirman los niveles de subreporte o subdeclaración y de truncamiento” y que implica un distanciamiento más profundo entre los mexicanos más ricos y los más pobres, señaló.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon