Cultivó amistad con sus plagiados



El "Comandante Emilio" dejó un historial de amistades en San Miguel de Allende, incluso con sus víctimas.

Ramón Guerra Valencia o Raúl Escobar Poblete hizo lo suficiente para relacionarse con el empresario mexicano Eduardo García Valseca y ganarse su confianza para después secuestrarlo.

La amistad entre García Valseca y el ex guerrillero chileno trascendió a los negocios, pues juntos abrieron la escuela Waldford, Árbol de Vida, a la que acudían hijos de personajes e intelectuales de San Miguel de Allende.

Tras 10 años de aquel secuestro y sin conocer al responsable, las familias de ambos continuaron la amistad, tanto que una nieta de García Valseca se hizo novia de Carlos Marcelo Guerra Fernández, hijo mayor del "Comandante Emilio", hasta que descubrieron al plagiario. Acusa ex guerrillero abusos en prisión

Dentro de una celda del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) en Ocampo, Guanajuato, Escobar Poblete pidió a un juez que lo dejen dormir y que lo traten igual que al resto de los reclusos.

A través de una queja presentada en el mes de octubre contra las autoridades penitenciarias, el chileno que durante más de una década se refugió en San Miguel de Allende con una falsa identidad -Ramón Guerra Valencia-, señala al director del Cefereso, Julio César Pérez, de tratarlo "diferente" por no prestarle cucharas y vasos para comer.

También denunció que lo mantienen en una celda aislada y por dejar día y noche la luz encendida provocando con ello que esté perdiendo la noción del tiempo y no pueda dormir tranquilamente.

En el escrito -del 25 de octubre-, el ex guerrillero chileno, a quien vinculan con los secuestros de alto impacto ocurridos en México durante la última década, pide además a las autoridades penitenciarias que lo libren de su aislamiento porque ni al patio lo dejan salir.

El pasado 30 de mayo, un hombre identificado como Ramón Guerra Valencia fue detenido por elementos de Seguridad Pública de San Miguel de Allende al ser reportado por un taxista que, dijo, lo estaba siguiendo desde una camioneta blanca.

Y es que ese taxista, momentos antes, había recibido 500 pesos de manos de un hombre alto, fornido, de lentes oscuros y gorra que le pidió entregar un "sospechoso" paquete dentro de un sobre amarillo que tenía como destinatario a Juan Carlos Escalante, del hotel Nirvana, un lugar ubicado en una comunidad a 25 minutos de la zona urbana.

La detención de quien entonces dijo ser Ramón Guerra Valencia desató el pasado que por décadas trató de ocultar y que al cruzar datos internacionales descubrieron que Ramón no era su nombre real, que no era mexicano y que aquellos que llegaron con él como su ex pareja Patricia Fernández -que en realidad es Marcela Mardones- y Esteban Solís -que es Rubén Palma-, tampoco lo eran.

Todos eran ex guerrilleros acusados en Chile de cometer actos de terrorismo, delincuencia organizada, asaltos, secuestros y de participar en el asesinato del Senador pinochetista Jaime Guzmán en 1991.

De todos sólo a quien señalan como el líder está detenido acusado del plagio de una mujer extranjera de nombre Nancy Michel Kendall. Todos los demás salieron de San Miguel de Allende tan pronto supieron de su detención, incluyendo su esposa, la española Isabel Mazarro, que huyó a su país natal y allá la detuvieron.

Desde entonces, el nombre de Ramón desapareció y es el chileno Raúl Escobar Poblete quien hoy está en una celda del Cefereso de Ocampo acusado de secuestro y a quien buscan ligar con los plagios cometidos contra el empresario Eduardo García Valseca, la ex nuera de Vicente Fox, Mónica Jurado, y el ex candidato presidencial, el panista Diego Fernández de Cevallos, quienes han señalado que durante su cautiverio los mantuvieron dentro de una caja de madera, con música a alto volumen y luz encendida las 24 horas. Sueño Perturbado

El "Comandante Emilio" está por cumplir 6 meses dentro de una celda especial desde donde levantó la queja para decir que a él no lo tratan igual que a otros reos "pues se le mantiene 'aislado', en un cuarto especial que no tiene ventilación ni acceso a luz natural; que la luz artificial se mantiene encendida las 24 horas y eso le ha alterado su ciclo natural de sueño", destaca en la queja.

El chileno pide que lo dejen ir a las áreas comunes y deportivas del Cefereso como al resto de sus compañeros.

"(Dijo que) tiene restringida la comunicación con su defensor y que escasas veces se ha podido comunicar con sus familiares. (Tampoco) se le permite utilizar sus lentes (para lectura)".

Según ha dicho su ex abogado José Luis Vargas, Raúl Escobar Poblete espera ser extraditado a su país, pero antes deberán dejarlo libre en México, donde buscan pruebas para acusarlo de ser el responsable de los secuestros más largos cometidos en México.


3 vistas

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon