Amenaza comercio injusto seguridad.- EU



Las prácticas injustas en el comercio internacional han resultado en desequilibrios que amenazan la seguridad de Estados Unidos por lo que se busca modernizar acuerdos comerciales y aplicar medidas de control, afirmó este lunes el Presidente Donald Trump.

Al presentar la nueva edición de la Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Trump ubicó el tema de la prosperidad económica como el segundo de cuatro pilares e incluyó en el documento una referencia directa a privilegiar la búsqueda de acuerdos comerciales de tipo bilateral.

"Por primera vez, una Estrategia estadounidense reconoce que la seguridad económica es seguridad nacional", dijo Trump en un discurso en el edificio Ronald Reagan de la capital

Sin mencionar expresamente la actual renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC) ni a México, la nueva Estrategia de Seguridad Nacional describe diversos retos globales pero insiste en atacar el comercio injusto como parte de fortalecer la economía de Estados Unidos.

"Estados Unidos buscará acuerdos de comercio y de inversión bilaterales con Países que se comprometan a un comercio justo y recíproco y modernizará los actuales acuerdos para asegurar que sean consistentes con tales principios", asegura la Estrategia en su sección sobre comercio.

"Estados Unidos debe contrarrestar todas las prácticas de comercio injusto que distorsionen los mercados usando todos los medios apropiados desde el diálogo hasta las herramientas de control", dice el documento de 58 páginas de extensión.

La Estrategia de Seguridad Nacional presentada por Trump hace un recuento del orden económico internacional impulsado por Estados Unidos desde el fin de la Segunda Guerra Mundial asegurando que si bien este continúa sirviendo a su interés, éste debe reformarse para proteger a sus trabajadores.

En el primer pilar dedicado a la seguridad interna, el documento presentado hoy por la Casa Blanca hace referencia también a la necesidad de un muro en la frontera con México, así como el endurecimiento de los controles migratorios así como la reforma a los flujos de migración legal.

Y va contra China y Estados Unidos

La primera Estrategia de Seguridad Nacional de Trump también apunta que Estados Unidos se enfrenta a dos potencias "revisionistas", China y Rusia, que buscan cambiar el statu quo mundial, a menudo en detrimento de los intereses de Estados Unidos.

Aunque el documento delinea un plan detallado para hacer retroceder las ambiciones económicas globales de China, dice poco sobre cómo lidiar con el tipo de técnicas de guerra cibernética e informática que Moscú usó para tratar de influir en las elecciones presidenciales de 2016.

"(China y Rusia) están decididos a hacer las economías menos libres y menos justas, para hacer crecer sus ejércitos y controlar la información y los datos para reprimir a sus sociedades y expandir su influencia", señala el documento.

"Estas competencias requieren que Estados Unidos reconsidere las políticas de las últimas dos décadas: políticas basadas en el supuesto de que el compromiso con los rivales y su inclusión en las instituciones internacionales y el comercio mundial los convertiría en actores benignos y socios confiables", continúa el documento. "En su mayor parte, esta premisa resultó ser falsa".

Con información de The New York Times News Service


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon