Critica Papa administración del Vaticano



El Papa Francisco emitió este jueves una aguda crítica a la alta administración del Vaticano al señalar que los traidores obstaculizan las reformas y que hacen que cualquier cambio fuera tan difícil como limpiar la Esfinge de Egipto con un cepillo de dientes.

Por cuarto año consecutivo, el Pontífice usó su saludo anual de Navidad a la burocracia central de la Iglesia Católica Romana, o Curia, para hablar a los cardenales, arzobispos y otros jefes de departamento reunidos sobre la necesidad de los cambios.

"Reformar a Roma es como limpiar la Esfinge de Egipto con un cepillo de dientes", sostuvo el Papa al citar a un clérigo belga del Siglo XIX.

En esta ocasión Francisco decidió abordar la proyección de la Curia Romana hacia el mundo exterior, pues en su opinión si se encierra en si misma caería en la autorreferencialidad, que la condenaría a la autodestrucción.

Lo hizo no sin antes advertir acerca de una serie de peligros que a su parecer la acechan y recordar ante los curiales la necesidad de una filial obediencia al sucesor de San Pedro.

"Esto es muy importante si se quiere superar la desequilibrada y degenerada lógica de las intrigas o de los pequeños grupos que en realidad representan, a pesar de sus justificaciones y buenas intenciones, un cáncer que lleva a la autorreferencialidad", alertó.

Este mal, aseveró, se infiltra también en los organismos eclesiásticos y, en particular, en las personas que trabajan en ellos.

Así enlazó con otro de los peligros que a su parecer planean sobre esta antigua institución.

"(El de) los traidores de la confianza o los que se aprovechan de la maternidad de la Iglesia", afirmó.

Los definió como personas seleccionadas para dar mayor vigor al cuerpo y a la reforma de la Iglesia de Roma, pero que olvidan sus misiones y acaban sucumbiendo a la corrupción.

Desde su elección como el primer Papa latinoamericano en 2013, Francisco ha tratado de reformar a la Curia dominada por italianos para llevar a la jerarquía de la Iglesia más cerca de sus miembros, aplicar reformas financieras y terminar con los escándalos que marcaron el pontificado de su predecesor, Benedicto XVI.

Sin embargo, Jorge Mario Bergoglio ha encontrado resistencia, particularmente ante el cierre, fusión o reformulación de algunos departamentos.

En junio, el primer auditor general del Vaticano renunció en forma repentina, quien posteriormente afirmó que había sido obligado a salir del cargo debido a que había descubierto irregularidades, pero el Vaticano afirmó que había espiado a sus superiores.

Posteriormente, el subdirector del banco del Vaticano fue despedido bajo circunstancias que no se han explicado.

Francisco reemplazó al máximo teólogo del Catolicismo, un cardenal conservador alemán que no concuerda con su visión de una Iglesia más inclusiva, en un importante cambio en la administración del Vaticano.

El Pontífice participó también este jueves con una oración, una bendición y el esparcimiento de agua bendita, de acuerdo a lo señalado por los protocolos, en la misa fúnebre del fallecido Cardenal Bernard Law, oficiada por el decano del colegio cardenalicio, Angelo Sodano.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon