Lobo: Alberto Vieyra Gómez



El lobo rojo, el lobo gris y el lobo etíope están en peligro de extinción, pero hay una clase de lobos que está a la alza: Los lobos de la clase política y económica. El dicho del refranero popular le queda como anillo al dedo a Don Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE y demás achichincles que el pasado 5 de febrero firmaron, secretamente en lo obscurito, un convenio con la red social Facebook, propiedad de Marck Zuckerberg que hoy está en el ojo del huracán político porque los datos de los usuarios de Facebook son usados con fines político-electorales en buena parte del mundo. En nuestra entrega del pasado lunes, advertimos sobre el peligro de que los datos personales de los mexicanos que obran en poder del INE que, se supone son estrictamente confidenciales, podrían ser usados con fines facciosos por el gobierno norteamericano o cualquier otra potencia mundial. Ante el escándalo internacional que vive Facebook, por haber proporcionado datos confidenciales de usuarios a la empresa inglesa Cambridge Analytica, propiedad del magnate gringo Donald Trump, a Lorenzo Córdova no le quedaría más remedio que salir presuroso a atajar versiones sobre el posible uso faccioso, por Facebook, sobre el padrón electoral de México, aclarando que el convenio con dicha red social es solamente para evitar noticias falsas sobre el proceso electoral mexicano el próximo uno de julio, pero que el padrón electoral está a salvo y no corre ningún peligro de ser usado perversamente por la empresa de Marck Zuckerberg, que durante esta semana, perdió en las bolsas de valores, más de 45 mil millones de dólares, que amenaza con llevar a la quiebra a ese magnate quien ha tenido que salir a pedir perdón por el mal uso que la consultora dio a los datos proporcionados por Facebook y que presuntamente serían usados con fines académicos, y como el señor Zuckerberg cree que todos los ciudadanos en el mundo son de su calaña, tutea a los usuarios de Facebook con una diciendo que: “Tenemos la responsabilidad de proteger tus datos, y si no podemos, entonces no merecemos servirte”. Siempre ha dicho lo mismo, así que, cómo creerle a un lobo que se junta con otro lobo apodado “el güero loco” y con ingenuo consejero presidente del INE, que creé todavía en los Reyes Magos. Aunque en este momento, el INE divulgue el contenido del convenio con Facebook, el velo de la sospecha ya cayó sobre las elecciones presidenciales mexicanas pues hemos visto que dos lobos del gran poder político y económico de los Estados Unidos, husmean por todo el mundo, aprovechando la ingenuidad de millones de usuarios de esa red social de que sus datos personales serán respetados escrupulosamente. Ya vimos que no hay ninguna seguridad, y en Europa, crecen las exigencias para que desaparezca de la faz de la Tierra esa red social. El daño económico que ha sufrido esa empresa es histórico, y francamente se antoja muy poco probable que remonte esa penosa adversidad, por lo que el señor Zuckerberg seguramente tendrá que armar una nueva red social a nivel global que no esté conectada al Pentágono norteamericano, la Casa Blanca y a otros puntos neurálgicos del poder político y económico de los Estados Unidos. La cuestión es que el INE se metió con lobos de primer mundo, todo por la falta de olfato político de Lorenzo Córdova y compañía y pues, reiterarle que, quien con lobos anda, a aullar se enseña. El problema es la falta de credibilidad en la institución que debe ser garante de escrupuloso respeto a la voluntad popular de los mexicanos. Don Lorenzo Córdova le puso, como quien dice, una manchita más al tigre.


6 vistas

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon