Zverev, a la final de Miami contra Isner



El alemán Alexander Zverev jugará la final del Masters 1000 de Miami ante el estadunidense John Isner tras derrotar en semifinales al español Pablo Carreño, ante el que mostró su mejor tenis tras el "tie-break" del primer set y ganar el choque por 7-6(4) y 6-2.

Isner eliminó al argentino Juan Martin del Potro, que acusó el cansancio acumulado tras 15 victorias consecutivas en un mes, y le ganó por 6-1 y 7-6(1).

El español fue de más a menos en un partido que podría haberle llevado a su primera final de un Masters 1000. Aguantó mientras le duró la energía que le permitía llegar a todas las bolas e impacientar al cuarto cabeza de serie del torneo.

Y el alemán amenazó desde el inicio con dos bolas de rotura en el segundo juego del partido.

En su primer partido frente a frente, y antes del que les podría enfrentar en abril en la eliminatoria de Copa Davis entre España y Alemania, Carreño dejó muy claro lo que le puede esperar a Zverev en la tierra batida de la Plaza de Toros de Valencia del 6 al 8 de abril.

Con 5-5, en uno de esos momentos que marcan los partidos, el asturiano se puso 0-30, pero el de Hamburgo logró remontar gracias a una buena dosis de agresividad y grandes golpes, en una demostración de las razones que le hacen quinto del mundo.

En su segunda semifinal de un Másters 1000, Carreño no se inmutó ante ello, siguió firme y forzó el desempate, en el que la paciencia le permitió hacer un "mini-break" y luego confirmó con sus dos saques (0-3).


Pero en una nueva situación de peligro, el alemán volvió a mostrar su mejor tenis y redujo distancias con su saque y con el revés, su mejor golpe, quebró al español para recuperar su servicio (3-3).

La igualdad se mantuvo hasta el décimo punto, en el que, de nuevo, con su zurda, rompió de nuevo el saque del gijonés, y posteriormente se hizo con el "tie-break" por 7-4.

Sobre Carreño la superioridad quedó patente en el segundo set, en el que muy pronto llegó un nuevo "break" en contra para el español, que bajó un tanto su rendimiento (2-1).

Con la ventaja que le dio confirmar el quiebre, el de Hamburgo fue aprovechando que el tenis del español ya no era tan rocoso como en el primer parcial.

El gijonés, ya mermado, no pudo aguantar el empuje del germano y vio cómo le rompían de nuevo en el séptimo juego (5-2) y se despidió del partido y de la final en Miami.


1 vista

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon