'Permiten' venta ilegal de armas



Cuando inspeccionan las tiendas de armas de Estados Unidos, investigadores federales descubren con regularidad violaciones a la ley, que van desde errores menores en registros hasta ventas ilegales.

En los casos más serios, como la venta de un arma a un comprador prohibido, los inspectores con frecuencia recomiendan que los comerciantes pierdan sus permisos.

Pero esto rara vez sucede. Altos funcionarios de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) rechazan con regularidad las recomendaciones de sus propios inspectores.

Permiten que vendedores de armas que no son aprobados conserven sus licencias, incluso, después de que ya se les había advertido que siguieran las reglas, de acuerdo con entrevistas con más de media docena de funcionarios.

De 11 mil inspecciones entre el 2016 y 2017, por ejemplo, se citó a más de la mitad por infracciones y menos del 1 por ciento de todos los revisados perdió su permiso.

Esto arroja luz sobre el delicado papel de la ATF en vigilar la industria de las armas, que se ha resistido históricamente a la regulación y tiene una poderosa influencia en el Congreso, donde asignan el presupuesto para la Oficina.

Los legisladores hasta establecieron un estricto requisito hace décadas para los inspectores: deben demostrar que los dueños de las tiendas no sólo violaron la ley, sino que tenían la intención de hacerlo.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon