Acusan abusos en centro migrante de EU



Dos mujeres que aseguran haber sido abusadas sexualmente por guardias mientras estaban detenidas en un centro de inmigración de Texas, exigen una investigación sobre el mal manejo de sus casos.

Las mujeres, representadas por el Fondo Legal para la Educación y Defensa del Mexicoamericano (MALDEF), demandaron una investigación sobre el manejo de sus denuncias por abuso sexual en el centro de detención de inmigrantes T. Don Hutto al noreste de Austin, Texas.

En una carta al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos(DHS), informaron que las mujeres, identificadas como Laura Monterrosa Flores y SGS, denunciaron el abuso a los funcionarios a fines de 2017, pero pese a las quejas se permitió que los empleados siguieran trabajando entre las inmigrantes en la instalación.

"Con los esfuerzos continuos y los éxitos del movimiento 'yo también'(#MeToo), debemos asegurarnos de que aquellos en detención migratoria también estén protegidos", dijo Thomas A. Sáenz, presidente y consejero general de MALDEF.

"En las instalaciones de detención donde están aisladas de la vista pública significativa, las mujeres inmigrantes enfrentan serias amenazas y nuestra nación debe actuar para garantizar que estén protegidas de los depredadores con un poder significativo para intimidar y violar", señaló.

En su carta al DHS, MALDEF asegura que los directivos del centro de detención de Hutto ignoraron los estándares de detención y la Ley de Eliminación de Violación en Prisión (PREA).

El PREA es una ley que impone estándares en cárceles y centros federales de detención como una forma de detectar, prevenir y responder al abuso sexual.

Las violaciones descritas en la carta incluyen el hecho de no evitar o abordar adecuadamente el abuso sexual y la falta de tomar medidas apropiadas para evitar el abuso sexual de otros detenidos.

MALDEF pide al DHS que vuelva a abrir los casos y realice una auditoría PREA de la instalación.

"Hutto no tiene porque continuar operando mientras nuestro gobierno continúe deteniendo a mujeres que no quiere o no puede proteger", dijo Celina Moreno, Asesora Regional Suroeste de MALDEF.

"La administración Trump no solo está aterrorizando a las madres al separarlas de sus hijos, sino que también las está encerrando en instalaciones como Hutto que tienen una larga historia de abusos", agregó.

Monterrosa Flores, una solicitante de asilo, estuvo detenida en Hutto desde mayo de 2017 hasta marzo de 2018. Dijo que un empleado de la instalación se involucró en un acto sexual con ella y luego la amenazó para que mantuviera su silencio, según la carta.

S.G.S., una mujer que pidió no se usara su nombre, estuvo detenida en Hutto de junio a octubre de 2017. Fue repetidamente sometida a comentarios y acciones sexuales indeseadas por parte de un empleado, apunta la carta.

Después de denunciar el abuso, fue transferida a otra instalación, pero nunca se le proporcionó información sobre visas disponibles para las víctimas de delitos.

El tema se ha vuelto más apremiante porque Hutto es utilizado ahora para albergar a varias mujeres inmigrantes centroamericanas que fueron separadas de sus hijos en la frontera, bajo la política de cero tolerancia del Presidente Donald Trump.

"Obviamente, lo que les sucedió a nuestros clientes es horrible", dijo Moreno.

"Realmente se vuelve más desmesurado dado que sabemos que las mujeres separadas de sus hijos están allí como resultado de la política de cero tolerancia".


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon