La fiesta de 21 años se le acaba al PRD en CdMx, y es el PAN, su socio, el que lo manda a tercera fu



El Partido Acción Nacional (PAN) será la segunda fuerza política en la Ciudad de México, mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), su socio en la coalición “Por México al Frente” no sólo perdió el Gobierno de la capital del país, luego de una hegemonía de 21 años, sino que redujo al mínimo su pesca de alcaldías y legislaturas para la Asamblea de Representantes, con lo que ha quedado reducido a un partido marginal.

Desde el 5 de diciembre de 1997, cuando Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano tomó protesta como el primer Jefe de Gobierno electo en las urnas del entonces Distrito Federal, el perredismo se había mantenido en el poder central de la Gran Tenochtitlán.

Sin embargo, en este sexenio el Sol Azteca comenzó un serio declive que los politólogos han achacado a los malos resultados del Gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa quien, aunque nunca se convirtió en militante perredista, sí llegó al máximo cargo de la capital del país con el respaldo del PRD. Además, expusieron, el partido estaba herido por las pugnas internas y su sumisión con el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, lo que nunca gustó ni a los ciudadanos ni a sus militantes de base.

El domingo pasado, en las urnas, los capitalinos le cobraron a la cúpula perredista las afrentas y le dieron su respaldo a el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), e incluso al blanquiazul, socio del PRD en la alianza “Por México al Frente”, que repuntó en la CdMx.

De acuerdo con los datos que arrojaba el Programa de Resultados Preliminares (PREP), hasta el cierre de esta edición, el PRD mostraba número raquíticos en la elección de diputados federales, senadores, Presidente de la República, alcaldías y asambleístas.

Las cifras planteaban que el aliado del PRD en la capital del país, la que fue su principal bastión y cofre de votos hasta el pasado 1 de julio, aportó más votos que el Sol Azteca en los comicios nacionales y locales. Sólo en la elección a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México los perredistas aportaron unos 100 mil votos más que el PAN.

De acuerdo con el PREP para la elección de Presidente de la República, y con 75.6 por ciento de las actas computadas a las 16:20 horas, el PRD en la Ciudad de México había aportado 225 mil 734 votos, frente a los 799 mil 402 votos del PAN. Incluso el Partido Revolucionario Institucional (PRI) superó a los sufragios perredistas de la capital con 476 mil 445.

A esa misma hora, y con el 72.9 por ciento de las actas computadas para la elección de senadores, el PRD capitalino llevaba un aporte de 417 mil 536 votos, frente a 691 mil413 del partido blanquiazul.

Lo mismo ocurrió en la votación de diputados federales: con 72.5 por ciento de la actas computadas el Sol Azteca marcaba un aporte de 450 mil 498 votos en la ciudad, frente a 685 mil 661 del PAN.

En el terreno de la elección local, el blanquiazul también superó al PRD en la votación.

Por ejemplo, en la votación de las diputaciones locales, con 88.29 por ciento de las actas computadas, el Sol Azteca llevaba un aporte de 484 mil 314 votos, frente a los 696 mil 512 del PAN.

Y también en la elección de las alcaldías, con un avance de 88.57 por ciento de las actas, el PRD y el PAN aparecían casi empatados: el primero con 706 mil 035 votos y el segundo con 709 mil 140 sufragios.

Cabe señalar que aunque la coalición “Por la Ciudad de México al Frente” ganó cuatro alcaldías: Milpa Alta, Venustiano Carranza, Coyoacán y Benito Juárez, los votos del PAN y de Movimiento Ciudadano (MC) fueron determinantes.

En Benito Juárez con un candidato panista, Santiago Taboada, el PRD apenas aportó 6 mil 109 votos para la victoria, contra los 108 mil 264 del PAN.

En Milpa Alta el Sol Azteca con 3 mil 028 votos fue el partido que menos aportó, frente a los 3 mil 704 del PAN y los 16 mil 931 de MC.

Y aunque el PRD conservó Coyoacán, una demarcación que siempre ha sido perredista, el partido aportó 85 mil 028 votos, frente a los 73 mil 551 del PAN; es decir, una diferencia de apenas 8 mil sufragios frente a sus aliados panistas.

En la única elección que el Sol Azteca supera a su aliado en los comicios locales es en la elección de Jefatura de Gobierno, pues con 89.4 por ciento de las actas computadas el partido había aportado 697 mil 825 votos a la candidatura de Alejandra Barrales Magdaleno, frente a 568 mil 270 del PAN, un poco más de 100 mil sufragios que el blanquiazul.

Después de 1997, cuando el PRD ganó la Jefatura de Gobierno CON Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano y la mayoría de los lugares en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), el partido jamás había sufrido una derrota tan abrumadora y trágica como la de este domingo, coincidieron analistas entrevistados por SinEmbargo.

Y aunque el PAN desbancó al PRD con la alianza como segunda fuerza política, el partido hizo concesiones a los perredistas calculando que en la capital del país el Sol Azteca aportaría más votos, dijeron.

“Es un futuro triste y oscuro para el PRD. Es muy triste lo que le pasó a este partido que fue el gran proyecto de izquierda, y es una crónica de una derrota anunciada. Yo vi que esto se perfilaba desde 2015, porque el PRD perdió la fuente de sus votos, que eran los liderazgos que ha tenido y se forjaron durante años; ahora ellos están con Morena”, explicó María Eugenia Valdés Vega, experta en sistema político mexicano y en la izquierda de la Ciudad de México de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El PRD perdió la Jefatura de Gobierno frente a Morena con una diferencia de dos dígitos. Con el 91.74 por ciento de las actas computadas la candidata de la coalición “Juntos haremos historia” Claudia Sheinbaum Pardo llevaba 46.95 por ciento de los sufragios frente a la candidata de la alianza “Por la Ciudad de México al Frente” Alejandra Barrales que mantenía una votación de 30.92 por ciento.

Morena además ganó 11 de las 16 alcaldías de la Ciudad de México, mientras que el Frente ganó cuatro: tres para candidatos perredistas y una para el PAN. El PRI se quedó con Cuajimalpa.

“Se esperaba que saliera débil, pero lo malo es que salió demasiado débil. Nos sorprendió porque el desfonde fue total, al grado que un partido que tenía una presencia testimonial desde hace 20 años y que se hizo su aliado, le ganó. Si el registro se obtuviera sólo por la elección Presidencial, el PRD no alcanzaría y lo perdería”, argumentó.

De acuerdo con el PREP en la elección presidencial con 78.61 por ciento de las actas computadas el PRD llevaba 1 millón 254 mil 732 votos, es decir apenas 2.8 por ciento de la votación total.

Los analistas coincidieron en que en el futuro inmediato del partido se vislumbra un reacomodo de fuerzas.

“Lo que veremos pronto es una fuerte contienda interna por quedarse con el control del partido, porque alguien se lo va a quedar”, dijo Loza Otero.

También en el corto plazo habrá grupos de perredistas que migren hacia Morena, debido a la afinidad ideológica que hay, precisó.

“No hay que darle poca importancia que el PRD se quedará con registro. Tendrá dinero de prerrogativas, y eso es bastante. Esta historia se cierra hoy con el gran fracaso del PRD, pero con registro los grupos que controlan ese partido, pueden empezar una nueva historia”, consideró el investigador.


© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon