BONDADES DEL COVID-19.




COLUMNA DE PE A PA Por: Alberto Vieyra Gómez. info@agenciamn.com AMN. – La catástrofe mundial causada por el Covid-19 no resulto tan devastadora como muchos catastrofistas auguraban. El Coronavirus ha dejado ver que la tierra, nuestra casa común está en terapia intensiva, pero todavía respira. Nos alienta saber también que, de acuerdo con las profecías bíblicas, el planeta tierra jamás será destruido, pero Jehová dios el supremo arquitecto del universo tampoco permitirá que hombres malvados destruyan su obra: la tierra. La Biblia uno de los 3 libros más fantásticos de la humanidad habla también de que en el final de los últimos días será destruido el actual sistema de cosas y esos tiempos no están lejos y no estarán exentos de epidemias, hambres y terremotos. La pandemia del Coronavirus nos ha dejado ver algunas de sus bondades y gracias a ellas, la Comunidad Científica Internacional y la ONU nos dieron en la última semana una de las noticias más alentadoras de los últimos tiempos al anunciar que el boquete en la capa de ozono, que a partir del 2016 comenzó a formarse en el ártico, equiparable 3 veces a Groenlandia quedo corregido durante el último mes y no dudan que los fríos vientos huracanados concentrados en el Ártico y la enorme disminución de gases de carbono contribuyeron a ese milagro. Tiene lógica esta buena noticia porque al estar paradas más del 60%, del millón 200 mil automotores que hay en el mundo, entre ellos alrededor de 19 mil aviones comerciales, los gases de efecto invernadero se redujeron y ello contribuyó a la restauración de la capa de ozono del ártico cuya coraza permite el equilibrio del planeta y evita que los rayos ultravioletas generen un mayor calentamiento global. También llama la atención que el boquete de la capa de ozono que hay en la Antártida de aproximadamente 15 millones de kilómetros cuadrados, equiparable casi a la superficie conquistada por los españoles en América, también ha observado una enorme evolución, pero, aun así, los científicos estiman que, si el mundo destierra la era del carbón y del petróleo, la capa de ozono de la Antártida podría regenerarse en los próximos 50 años. Entre las muchas bondades que nos ha dejado ver la pandemia del Coronavirus figuran las lindas postales que nos ofrece la sabia naturaleza en gran parte del mundo. Por ejemplo, vemos como los feroces leones en África toman el sol y un sabroso descanso, sobre las carreteras o que las cristalinas aguas de los canales de Venecia han dejado ver a millones de peces multicolores. ¡Algo bueno tenía que salir del Covid-19! Como son las innumerables playas en México y el mundo que lucen menos contaminadas y las aguas mas cristalinas, sabemos también que han nacido tortugas que se apoderan de playas vacías y otras especies del reino animal que estaban en peligro de extinción y reaparecen deslumbrantes como nunca y eso que apenas llevamos 5 meses de cuarentena y de dejar de estar matando agigantadamente, el equilibrio de nuestro planeta. -¿Es necesario que ocurran pandemias como el Covid-19 para que tomemos conciencia de que el planeta tierra está enfermo y requiere con urgencia salir de terapia intensiva? Sin lugar a dudas que la madre naturaleza, siempre nos da lecciones para que no perdamos los seres humanos, la capacidad de asombro y menos nos hundamos en la inconciencia.

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon