Estados, con débil posición financiera


De eliminarse el pacto fiscal y que toda la recaudación federal pasara a manos de las entidades federativas, sólo cuatro estados estarían en posibilidad de tener autonomía fiscal plena.


Se trata de la Ciudad de México, Tamaulipas, Nuevo León y Colima, que, de acuerdo con estimaciones de Excélsior a partir de datos del SAT, Hacienda y del Inegi, estas entidades tendrían superávits financieros una vez que hayan cobrado todos los ingresos tributarios y no tributarios federales y locales, y hayan ejercido los gastos propios estatales, más aquel gasto que ejerce la Federación en dichas entidades a través de los diferentes programas presupuestarios, excluyendo las participaciones y las aportaciones federales. El número de entidades federativas subiría a 10 si éstas optaran por hacerse cargo sólo de su gasto estatal. Así, se agregarían a la lista Veracruz, Baja California, Chihuahua, Quintana Roo, Querétaro y Michoacán. Las estimaciones de Excélsior dan cuenta que en ninguna de las dos listas aparecen Jalisco y Coahuila, cuyos gobernadores, junto con los de Nuevo León y Tamaulipas, han propuesto retirarse del pacto fiscal en medio de la crisis del coronavirus, argumentando que sus estados aportan más a la Federación que lo que reciben.


DOBLE TRIBUTACIÓN Manuel Guadarrama, coordinador de Finanzas Públicas del Instituto Mexicano para Competitividad (Imco), explicó que, por razones legales, no es deseable romper el pacto fiscal, ya que, dado que los estados no pueden salirse de la Federación para convertirse en repúblicas independientes, habría un reto administrativo y legal que no sería fácil de resolver. Se regresaría a la doble tributación, en la cual Federación y Estados podrían cobrar sus propios IVA e ISR. Esto impondría un freno a la competitividad del país y en la atracción de inversiones, pues volvería al sistema fiscal más ineficiente”, refirió Guadarrama. Expresó que la ley no prohíbe la doble tributación, sino que el Poder Judicial determinó que la única condición para que exista es que los impuestos estatales y federales, en conjunto, no sean ruinosos para la sociedad. Manuel Guadarrama comentó que el COVID-19 ha puesto en evidencia que México tiene un “federalismo desarticulado”, al que le falta esquemas de coordinación en tiempos de crisis. Dijo que lo de los gobernadores de salirse del pacto fiscal “es una amenaza poco creíble, pero es una advertencia ineludible. Urge reformar nuestro federalismo para que se premien más los resultados”.

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon