INSENSIBILIDAD POLÍTICA Y HUMANA.

COLUMNA

DE PE A PA



Por: Alberto Vieyra Gómez.

info@agenciamn.com

AMN. – A 254 se elevó el espeluznante número de mujeres asesinadas en

México durante los meses de enero y febrero de este año del 2020, según

el diario REFORMA que cita fuentes oficiales como el Secretariado

Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

¿Qué nos dice semejante barbarie contra el género femenino? Nos dice que

la nación azteca tiene un presidente de la república que no ata ni desata. No

sabe para dónde hacerse en el caso de los feminicidios y ya se anuncia

que, para el 9 de marzo, paralizaran al país más de 32 millones de mujeres,

que podrían convertirse en la tumba política de Andrés Manuel López

Obrador, quien se pasa el tiempo hablando de ocurrencias como la rifa del

avión presidencial, de historias torcidas, de pura habladuría en la que

demuestra ante propios y extraños su insensibilidad política y humana para

resolver un asunto macabro no sólo contra las mujeres, ahhh pero para ello

AMLO presume su estrategia de combatir a las mafias criminales con

“abrazos” y no con balazos. ¡Insensatez pura!

En su permanente atolito con el dedo AMLO presume que se levanta muy

temprano y que de 6 a 7 de la mañana encabeza en Palacio Nacional la

diaria encerrona con el gabinete nacional de seguridad para pacificar el país

porque él es amante del “amor y paz”. ¿Y de qué nos sirve que se levante

temprano cuándo las temibles malformaciones sociales van en aumento y

parecen imparables?...

¿Dé las 254 mujeres asesinadas en los últimos dos meses, cuántos casos

han sido castigados con todo el peso de la ley?: Los expertos nos hablan de

que cuando menos el 97% de los casos permanecen impunes. Y claro que

los criminales entienden muy bien el mensaje del presidente de combatir

todo tipo de violencia con “abrazos” y no con balazos, y saben que no se

aplicará la ley, que no existe el Estado de Derecho, que México vive en un

permanente Estado de derechueco. Ese es el meollo del asunto.

Cuando los criminales estén ciertos de que al cometer un feminicidio o

cualquier otro asesinato se aplicara todo el peso de la ley porque solo


aplicando el Estado de Derecho se garantiza la sana convivencia humana

de los pueblos, en ese momento lo pensarán mas de dos veces y en el caso

de la violencia de género, estamos ante un tema -histórico cultural- que no

es nada fácil de erradicar porque el machismo es tan antiguo que se

remonta a la era en que la sedentarización de las tribus puso fin al

matriarcado y fue entonces, cuando nació el término famulus que en latín

quiere decir familia y que desde siempre se entendió familia de un solo

hombre que era dueño de vidas y vidas, pero de éste asunto de hablare en

capítulo aparte porque es justamente el nacimiento del maldito machismo.

La cuestión es que AMLO que no tiene ni un pelo de feminista y está

nervioso, y me cuentan que López toma altas dosis de Passiflorine para

conciliar el sueño. Per cuando le cuestionan sobre el tema, se enoja y

justifica su insensibilidad política y humana, además de su ineficiencia,

culpando a los conservadores y sus gatilleros a sueldo en las redes sociales

están desatados, buscando a toda costa deslegitimar al movimiento

feminista que tuvo el tino de tomar como bandera los macabros feminicidios

para echársele encima al presidente de la república.

Y ahora hasta el cardenal Juan Sandoval Iñiguez se montó en la cresta del

huracán feminista para pedir que “no marchen” el 9 de marzo y que no

apoyen el paro nacional porque detrás de él está un poderoso número de

mujeres en favor del aborto. ¡Estamos hablando de feminicidios, señor

cardenal y de maldita violencia que azota a las mujeres mexicanas y de

otras latitudes del mundo, no estamos hablando de abortos! Me parece que

el señor cardenal se ganó carretadas de mentadas por andarse haciendo

fuera de la nica. Quien le manda a meterse en terrero barrido, diría Pancho

Villa.

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon