LOS MUERTOS.

COLUMNA

DE PE A PA


Por: Alberto Vieyra Gómez.

info@agenciamn.com

AMN. – “Hay muertos que no hacen ruido, pero es mas grande su

penar”. Eso reza la canción popular anónima del Istmo de Tehuantepec, La

Llorona y les queda como anillo al dedo algunos politicastros que padecen

una grave enfermedad mental, tanto en Estados Unidos como en México,

léase Donald Trump y AMLO.

Ambos, no han escuchado con atención La Llorona y basta recordar que los

estudiantes muertos en el Tlatelolcazo en 1968 se convertirían en el

principio del fin de la hegemonía priista. Luego, los muertos ocurridos en el

terremoto de 1985, que según oficialmente fueron 5 mil 400, pero en

realidad sumaron casi 50 mil, se convirtieron en la última palada para el

sistema político priista.

En el 2014, los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, aunque no los

mato el PRI, sino las mafias gobernantes del PRD, se convirtieron otra vez

en la tumba política del Partido Tricolor y como esos muertos siguen

haciendo mucho ruido, es prácticamente imposible que el PRI recupere el

gran poder político de México para el 2024 o para el 2030.

En todos los casos, el irresponsable manejo que los regímenes priistas le

dieron a sus muertos, se convirtió en una carísima factura electoral. Eso no

lo ha entendido Morena ni el que cobra como presidente de la república,

Andrés Manuel López Obrador, quien ha manejado con negligencia criminal,

ineptitud política y dolo la pandemia del coronavirus bajo una infame política

pública de engaño a los mexicanos y de “sálvese quien pueda y que mueran

todos los que tengan que morirse para que otros podamos vivir”, pues

según él “la pandemia la tenemos domada”.

Hasta ahora oficialmente son más de 10 mil los muertos por el coronavirus

más los casi 50 mil muertes por la alta criminalidad, pero la Organización

Interamericana de la Salud , los periódicos New York Times, The

Washington Post, El País de España y otros, además de La Revista Nexos

han demostrado la irresponsabilidad del gobierno de AMLO al afirmar que el

Covid-19 podría dejar solamente unos 8 mil muertos, pero la semana

pasada el inepto y lambiscón Hugo López-Gatell Ramírez, nos dio la buena


nueva de que México podría alcanzar hasta 30 mil muertos, de los que en

realidad ya habla los medios de comunicación ya citados y otros de probada

seriedad, que de acuerdo con sus cálculos y sus actas de defunción, el

coronavirus podría llevarse entre las patas a más de 100 mil. Por no hacer

pruebas, por negligencia criminal y por engañar a los mexicanos, esa cifra

mas la de los muertos por la alta criminal que campea por México, se le

adjudicaran al presidente como “los muertos de AMLO”.

Por lo pronto, México vuelve a “la nueva normalidad macabra” con semáforo

rojo y con una rebelión de gobernadores y de organizaciones de la sociedad

civil que nuevamente han ganado las calles para exigir que AMLO se valla.

“AMLO no te queremos”, #AMLOVeteYa y calificativos como “traidor, inepto,

corrupto, dictador, etc.”, son los que han imperado en las protestas públicas.

Para AMLO “la nueva normalidad” es que no pasó nada, cuando hoy más

que nunca pasa y seguirá pasando porque lo que pasa no es cualquier cosa

y lo que pasará no debió haber pasado con gobernantes chindinguas e

irresponsables, como el enfermito mental llamado Donald Trump, a quien

Estados Unidos se le está cayendo a pedazos, pero esa, esa es otra

historia.

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon