¿Qué provocó la crisis de interjet? La sobreventa de horas de vuelo

Varias fuentes cercanas a la empresa aseguran que la compañía ya no disponía de tripulación con horas de vuelo, lo que provocó una escasez de personal.



La situación que atraviesa Interjet es difícil y, sobre todo, inoportuna, a poco más de 15 días del periodo vacacional de semana santa. Según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), del 25 al 31 de marzo hubo 75 vuelos cancelados por la aerolínea, una situación que afectó a 11,936 pasajeros, lo cual adjudicó a retrasos en itinerarios en aeropuertos, movimientos operacionales y la falta de algunos tripulantes, aunado a una ocupación promedio superior a 90%. Sin embargo, durante el fin de semana los pasajeros de la aerolínea escuchaban en sus ventanillas un solo argumento: la falta de personal, tanto de pilotos como sobrecargos.


Este factor habría sido decisivo para la crisis que atravesó la compañía este fin de semana, pero formaría parte de un problema operativo-financiero de fondo. Una fuente cercana a la industria que pidió no ser citada, señala que Interjet vendió comercialmente más horas de las que tenía disponible su tripulación, tanto de sobrecargos como de pilotos, debido a que habían llegado a su límite mensual de 90 horas para pilotos y de 180 para tripulantes, según la Ley Federal del Trabajo.


Esto fue confirmado por personal de la aerolínea, que se limita a decir que "les querían hacer trabajar de más".

“Esto normalmente hace crisis a fin de mes, cuando los pilotos y sobrecargos estuvieron volando al máximo permitido por la ley. Por lo tanto, se necesitaban más vuelos para cubrir esas operaciones y, al no tener pilotos y sobrecargos con las horas disponibles, hubo un problema de cancelaciones de vuelos”, explica la fuente, que abunda que las cancelaciones sólo fueron un efecto colateral de un problema de fondo, relacionado con la gestión de personal.


“Cuando Interjet contrató a William Shaw como director general, tuvo una reunión con pilotos y quiso imponer una serie de cuestiones relacionadas con flexibilidad, productividad y disponibilidad que molestaron muchísimo a los trabajadores”, agrega.

Esto se sumaría a la compra de 22 aeronaves Superjet 100 (SSJ100) del fabricante ruso Sokhoi Civil Aircraft. Shaw dijo el año pasado que estaría operando cada vez menos de estas aeronaves para adquirir modelos de última generación y, actualmente, está operando sólo siete, debido a que estaría intentando renegociar los contratos que tiene con la compañía rusa.


Esto podría significar una presión adicional a las finanzas ya mermadas de la compañía. La deuda total por préstamos de instituciones financieras y acreedores a largo plazo de Interjet aumentó 57% en el cuarto trimestre de 2018 respecto al mismo periodo del año previo, al pasar de 7.8 millones de pesos a 12,2, según los datos de su último reporte trimestral del año pasado.


Por su parte, Fernando Gómez Suárez, analista independiente del sector aeronáutico, consideró que a este factor se sumaría los costos operativos, una problemática que ha traído la compañía desde hace al menos dos años.


“El incremento en gastos está reflejando el desfase gradual de operaciones de la flota SSJ100 y el gasto no recurrente que se generó por los finiquitos a empleados que fueron separados de la compañía, como resultado de una reducción de la estructura de costos fijos y de una reducción parcial por cuanto a los empleados directamente relacionados a la flota SSJ100”, señaló la compañía en el reporte.


Expansión solicitó la posición de Interjet, pero no contestaron al momento de publicación de esta nota.

Semana Santa, prueba de fuego

La pregunta en el aire en estos momentos es si la compañía podrá hacer frente a la alta demanda que se avecina con la temporada vacacional de semana santa.


La aerolínea señala que reforzará sus operaciones con la incorporación de una aeronave adicional a su flota, y que se encuentra capacitando a tripulaciones suplementarias para fortalecer la operación en la temporada alta.


En cuanto a un paro de personal, las preguntas persisten. Mientras la Sección 15 de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) ha expresado su descontento con el manejo de personal (e incluso pidieron un aumento salarial de 9.7% en febrero), el diálogo entre ambas partes continúa. La Sección 15 del CTM no quiso emitir postura a Expansión.

0 vistas

© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon