Toño, un “títere” de Roberto

“El Cártel de la Gente” manda en Nayarit, es el que decide qué se hace con el presupuesto y con la procuración e impartición de la justicia, denuncian

Por: Servio Tulio Berumen


Fuentes al interior del Congreso, del Gobierno del Estado, del Poder Judicial y de la Fiscalía, confirmaron lo que todo mundo ya sospechaba, en tan solo dos años, el “Cártel de la Gente” encabezado por el exgobernante nayarita, Roberto Sandoval Castañeda y el exfiscal, Edgar Veytia, preso en Nueva York, lograron arrebatarle de las manos el poder del Gobierno del Estado al “junior”, Toño Echevarría García, ya que aseguran que gentes infiltradas estratégicamente por el CLAN, Sandoval-Edgar Veytia, son los que deciden qué se hace o no se hace con el presupuesto y con la procuración e impartición de la justicia en los Tres Poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y en la Fiscalía General del Estado.

Lo anterior también lo confirmó OFICIALMENTE ante la opinión pública, el exgobernante nayarita, Antonio Echevarría Domínguez, padre del actual gobernador, Toño Echevarría García, al hacer en su tiempo, un llamado de DESESPERADO a los nayaritas para que “le ayudaran a su hijo a sacar a los Robertistas del gobierno”. Como si cualquier ciudadano tuviera el poder para correr a un funcionario de gobierno impuesto por el propio gobernador. Ese llamado debió de habérselo hecho a su hijo que es el que decide quién le ayuda o no a gobernar, con toda seguridad lo hizo para quitarle la responsabilidad a su hijo y darle a entender al pueblo que los robertistas siguen en el gobierno porque la gente quiere.

En esos momentos, nadie se imaginó la gravedad del asunto, todo mundo tomó las palabras del ex gobernador, como una bravata de las tantas que ha echado contra Roberto Sandoval Castañeda, ya que por motivos que se desconocen, ambos exgobernantes “no se toleran”, “no se soportan”, “no se pueden ver ni en pintura”, ¿acaso será porque los dos son iguales de vanidosos y ambiciosos?, señalan las fuentes.

Lo cierto, dicen, es que los “Echevarristas” no tardaron en responderle al ex gobernador, aclarándole de entrada, que “aquí el problema es que su propio hijo el gobernador, es quien le ha entregado el gobierno al “Cártel de la Gente”, ya que es quien contrata y protege a los “Robertistas” y “Veytistas”.

Prueba de ello, es que fuentes cercanas a la familia Echevarría, al Gobierno del Estado, Congreso y Poder Judicial, sacaron a relucir una lista con los nombres de los “Robertistas” y “Veytistas” que fueron infiltrados en los cargos públicos estratégicos, donde deciden qué se hace o no se hace con el presupuesto y con la procuración e impartición de justicia en los Tres Poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), así como en la Secretaría de Seguridad Pública Estatal y Fiscalía General del Estado.


Entre los nombres que fueron balconeados en la lista de los presuntos “infiltrados”, se encuentran:

1.-El Rector de la Universidad Politécnica, Enrique Hernández Quintero; 2.-El Contralor General de la Sría de Seguridad Pública Estatal, José Luis Parra Bañales; 3.-El Director Gral. de Investigación Ministerial de la Fiscalía, Rodrigo Benítez Pérez; 4.-La Senadora del PAN, Gloria Núñez; 5.-La dueña del “monopolio” del Sistema de Contabilidad Privado de la Secretaría de Salud de Nayarit (SSN), Virginia Leonila Esquivel Garduño de Guadalajara, Jalisco y; 6.-El líder de los diputados locales del PRI, Juan Carlos Ríos Lara, entre otros.

Según, los “Echevarristas”, Enrique Hernández Quintero, cobró más de 50 mil pesos mensuales por dos contratos de servicios como “asesor personal” del exgobernador, Roberto Sandoval Castañeda, 24 mil pesos por un contrato y 30 mil 651.47 pesos por un segundo contrato que fueron operados por la actual Magistrada del Poder Judicial del Estado, Zaira Rivera Véliz, cuando ésta se desempeñaba como Directora de Administración del Gobierno del “Cártel de la Gente”.

Otro de los exfuncionarios “claves” ligados a Roberto y al exfiscal, Edgar Veytia, seañado, es: José Luis Parra Bañales, quien se desempeña actualmente como Director General de Contraloría Interna de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Nayarit; y que a decir de los “Echevarristas”, este tipo es un “MAGO PROFESIONAL” en las artes del manejo del dinero, ya que lo puede “desaparecer” de un día para otro, sin que el “Chino” Benítez y sus 40 auditores, detecten a qué “paraíso fiscal” fue a parar.

La historia negra de Parra Bañales, según los Echevarristas, empezó desde el día en que fue designado como Agente del Ministerio Público adscrito al municipio de Ixtlán del Río, donde se encargaba, según los denunciantes, de operar los negocios “turbios” del exfiscal, Edgar Veytia.

Gracias a sus habilidades, aseguran, José Luis Parra Bañales, creció como la espuma, ya que el exfiscal, Veytia, le vio potencial y se lo trajo a Tepic, donde según la versión de los “Echevarristas”, se encargaba presuntamente de operar los famosos “moches” que iban de los 70 a los 300 mil pesos, según los señalamientos que hizo en su momento, la exministerio público de la Fiscalía y actual Presidenta de la Asociación Civil “UKA NIUWAME”, la respetable abogada, Mayela Ruiz Madrazo.

Asimismo, otro de los personajes vinculados con el CLAN, Veytia-Castañeda, según los “Echevarristas”, es la Directora de Tecnologías de la Información del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Jalisco, Virginia Leonila Esquivel Garduño, quien por “milagro” de la Virgen de Guadalupe, “amarró” un jugoso contrato de 499, 000,00 pesos mensuales con el Gobernador, Toño Echevarría García, en los primeros meses de éste gobierno (entre octubre y diciembre del 2017), por medio del cual, el gobernador, le concesionó el servicio privado por el “arrendamiento del Sistema de Contabilidad” de la Secretaría de Salud de Nayarit, que es un servicio que ni siquiera tiene la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado, por lo que podría tratarse aseguran las fuentes, de una “simulación de acto” por medio del cual se han estado desviando millones y millones de pesos desde el 2017 hasta el 2019.

En esta cartelera de corruptos, mencionan las fuentes, no podía faltar el tristemente célebre, del Director General de Investigación Ministerial de la Fiscalía General del Estado, Rodrigo Benítez Pérez, quien fue fustigado fuertemente en 2018, por el Diputado Perredista, Ismael Duñalds, quien ante la abominable corrupción de la fiscalía, le asestó el primer ataque: “Se fue el Diablo y se quedó el infierno”, esto en relación a que se le responsabilizó a Benitez Pérez, de haber “desaparecido” los 20 millones de pesos, que le había autorizado el Congreso del Estado a la Fiscalía para atender el problema del apoyo a víctimas.

Desde entonces hasta la fecha, a Rodrigo Benitez Pérez, se le viene acusando reiteradamente de ser el principal responsable de obstaculizar la localización de las fosas clandestinas; de “congelar” las 400 denuncias que se interpusieron contra los Notarios Públicos que fueron socios en el “negocio” del despojo de cientos de propiedades con el exfiscal, Edgar Veytia, así como de echarle tierra al asunto de los Mil 400 “levantones”, secuestros y “desapariciones” forzadas, que según, el Fiscal, Petronilo Díaz Ponce Medrano, fueron cometidos por los Policías del exfiscal, Edgar Veytia.

Por último, las fuentes mencionan al profesor, Juan Carlos Ríos Lara, el asesor político número uno del exgobernador, Roberto Sandoval Castañeda, quien actualmente es el líder de los diputados del PRI de la XXXII Legislatura y quien aseguran, se encarga de manipular al panista, Polo Domínguez, para que las leyes salgan apegadas a los intereses de su “patrón”, Sandoval Castañeda.



© 2017 Radio Origen Comunicaciones. Todos los Derechos Reservados 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon